Posts Tagged ‘ INCAE

¿Cómo evaluar la visión?

Prof. German Retana

Prof. German Retana

Por el Prof. German Retana. Toda empresa aspira a que sus miembros actúen con mística, calidad, eficiencia, compromiso y espíritu innovador para maximizar resultados. Por lo tanto, el alineamiento racional y emocional de cada persona con el “sueño compartido” es crucial. La proactividad e inteligencia para decidir y trabajar conforme a la imagen deseada debe estar impregnada en el “ADN” de la cultura organizacional. ¿Cómo asegurar la presencia de estas condiciones?

Primero, la visión debe ser integral. Si la imagen deseada a futuro ha de inspirar a todos en la empresa, es preciso asegurar que cada persona está conectada con ella. Seamos sinceros, cuando participamos en una fotografía de grupo y luego la vemos, ¿a quién buscamos primero? ¡A nosotros mismos! Y si “nos vemos bien” en ella, la apreciamos más. Los departamentos y miembros también quieren verse representados en la “fotografía” futura de su empresa. De lo contrario esa visión será la de otros pero no la propia, habrá alienamiento y no alineamiento.

Si la nueva aspiración permite a cada cual visualizar cómo será su situación, hacia dónde va y la forma en que será percibido por clientes externos y por colegas internos, entonces se encenderá la chispa del deseo de ser parte del esfuerzo para convertir la visión en realidad. Por lo tanto, es preciso evaluar si en la visión global formulada existe un reto, un anhelo que se convierte, a la vez, en la aspiración específica de cada área y miembro de la organización.

Segundo, la visión debe tener plazo. Declaraciones como “ser  la empresa líder de productos farmacéuticos en el mundo,” son más un propósito superior que una guía útil para el planeamiento estratégico. Ciertamente, son enunciados que agregan desafío, y eso es positivo.  Sin embargo, para alinear voluntades y desatar la pasión interna, esas declaraciones requieren convertirse en algo  tangible, en una foto integral que indique cómo será la empresa en términos concretos: “en el año 2020 tendremos un 100% de cobertura nacional con nuestros servicios, nos distinguiremos por el uso de tecnología amigable para los clientes, con el personal más capacitado del país y seremos uno de los tres bancos más rentables.” ¿Se sentirán los departamentos de servicio al cliente, talento, tecnología, operaciones y finanzas, representados en esta visión? ¡Sí!

Tercero, hay conexión coherente entre los objetivos y la visión. Si la cobertura nacional de servicios en el 2020 es la visión, construir quince sucursales podría ser una de las metas para concretarla. Se llega a la visión por medio de objetivos con sus respectivos indicadores, programas y políticas para ponerlos en acción. De allí se desprenden las acciones anuales de cada área y el ajuste de diversos factores organizacionales como: organigrama, liderazgo, desarrollo de competencias, sistema de desarrollo de talento y cultura. Además, la misión o declaración de identidad diferenciadora (¿Qué y quiénes somos?) habrá orientado desde el inicio la visión.

Finalmente, la visión inspira hacia el desempeño superior. El equipo líder posee la responsabilidad de ser ejemplo de alto desempeño, debe lograr que la apropiación de la visión, la autoestima y la confianza de todos los miembros de la empresa crezcan al vivir los valores internos y caminar hacia las metas sin ambigüedad. El enfoque a resultados debe combinarse con una alta dosis de inspiración; pues como dice el proverbio árabe: “Un ejército de ovejas liderado por un león derrotaría a un ejército de leones liderado por una oveja.”

Share

¿Debe el Estado hacer RSC?

Dr. Felipe Pérez

Dr. Felipe Pérez

Por Felipe Pérez Pineda, Ph.D., Profesor Pleno. INCAE Business School

Esta semana se me hizo esa pregunta que me puso a reflexionar por un momento antes de expresar mi opinión. Después de contestarla creí conveniente escribir estas líneas sobre lo que es mi pensamiento y opinión ante este tema.

El término RSC o Responsabilidad Social Corporativa está más enfocado a la empresa privada y no a la empresa estatal. El mejor servicio a la sociedad seria que las empresas estatales se enfocaran a operar bajo los principios de la buena gerencia publica y apego total a la ética y no corrupción. Hay que tomar en consideración que ya el estado además ya provee por definición bienes públicos (salud pública, educación pública, seguridad, etc.) y su función objetivo es diferente a la de una empresa que es privada y que debe a sus dueños un retorno por su inversión.

La empresa pública debería por lo tanto enfocarse a la gestión pública eficiente y sana y dejar la RSC a las empresas privadas. No veo a las empresas estatales haciendo RSC, no deberían hacerlo desde mi punto de vista. Clamar por RSC pública es simplemente confundir el rol de la empresa pública. Las empresas estatales solo deberían cumplir a cabalidad con la función para la cual fueron creadas. Los monopolios estatales existen porque se supone que pueden -por cuestión de escala principalmente y por la naturaleza del servicio- proporcionar los servicios públicos a un costo más bajo que lo haría un privado o porque se trata de servicios que los privados no estarían dispuestos a proveer. Sin embargo no hay que olvidar que siguen siendo parte del estado.

Todavía persiste mucha confusión sobre lo que es RSC. Más que RSC debería de llamarse Sostenibilidad que es un término más amplio y moderno que engloba a la RSC (que está más enfocada en lo social y un poco en lo ambiental) y que se refiere a “las tres Ps” (de “People” o lo social, “Planet” o lo ambiental y “Profit” o utilidades que se refiere a lo económico). Se basa en que las empresas pueden obtener beneficios privados pero al mismo tiempo pueden contribuir a una mejor sociedad (creando el llamado Valor Compartido como parte de su estrategia de negocios) y a un mejor ambiente (no contaminándolo sino protegiéndolo sobre todo cuando de allí provienen materias primas o comunidades relevantes para ciertos modelos de negocios)

Sobre si el estado debería en su conjunto plantearse una meta de RSC, realmente no lo creo, sin embargo el estado podría crear una especie de meta nacional (por ejemplo Costa Rica quiere ser Carbono y Agua Neutral) y proporcionar incentivos a las mejores empresas (desde premios públicos hasta incentivos fiscales), de esa manera estaría transmitiendo un mensaje muy claro a las empresas sobre lo que el estado, como parte de su estrategia de crecimiento económico con Inclusividad, quisiera de todas las empresas, en especial de aquellas que se alinearan a sus esfuerzos para construir una mejor sociedad y un mejor país mientras buscan generar también sus beneficios privados pero promoviendo el nuevo paradigma de Sostenibilidad e Inclusividad.

Share

Liderazgo Sherpa

Prof. German Retana

Prof. German Retana

“Los sherpas se dedican a ayudar a otros a que lleguen a la cima, así debemos ejercer el liderazgo; inspiremos e impulsemos nuestro equipo a alcanzar sus propósitos”. Así resumía el empresario Jorge Oller las lecciones aprendidas en su visita a Nepal, ante graduandos del MBA y gerentes de empresas latinoamericanas participantes en un seminario del INCAE.

¡Ayudar a otros a lograr sus metas! ¡Ser cómplices del éxito de los demás! ¡Conceder el escenario a aquellos a quienes nos debemos! Los sherpas en los Himalayas marcan la pauta sobre un modo de ejercer el liderazgo. Viven en las regiones montañosas de Nepal y sin ellos es imposible escalar el Everest u otros picos. En muchas de esas montañas, solamente los humanos y los yacks son capaces de ascender y, de hecho, estos animales no pueden sobrepasar cierto límite de altura, por lo que los sherpas asumen la doble tarea de guiar a los escaladores y cargar equipos y alimentos.

El mundo reconoce a Edmund Hillary como el primer escalador del Everest, en 1953; pero él comparte el mérito de su hazaña con Tenzing Norgay, el sherpa líder que le permitió llegar a la cúspide un 29 de mayo. Dedicados originalmente a la agricultura, los sherpas se han convertido en expertos en facilitar que otros alcancen su sueño. Sin renunciar a sus raíces espirituales, en las que destacan la armonía, la generosidad, la hospitalidad, la paz y el equilibrio, comprometen en oportunidades su vida para salvar la de sus “clientes.”

Los sherpas son entonces guía y soporte de sus propios “jefes”, quienes tienen anhelos pero no ser expertos en lo que implica procurarlos. Aquellos que deseen llegar alto tendrán que escuchar, dejarse orientar y hasta obedecer, por paradójico que parezca. Quien alcanza su cima lo recordará toda su vida, y quien le llevó a ella goza verle triunfar y además podrá alimentar a su familia todo un año con la paga que recibe. Ambos ganan, trato justo.

La fama acompaña a los que alcanzan la meta, la satisfacción interior a los que definieron la ruta. Los escaladores son temporales y otros tomarán su lugar, pero los sherpas están siempre allí, atentos para servir, inspirar e impulsar a quienes deseen llegar lejos. Así, es impactante cuando, desde las cumbres del poder o desde cualquier posición, se actúa como sherpas para ser puentes entre el presente y los sueños de quienes nos rodean.

Los líderes sherpas no claman agradecimientos ni prestigio, son como los padres y madres de familia que dedican su vida entera a hacer felices a sus hijos; como los maestros que se dan sin pensar en recompensas y como tantos miembros de organizaciones que en modo silencioso se convierten en peldaños para un éxito que a veces no es compartido con ellos.

¿Cuándo fue la última vez que usted, como líder o miembro, fue sherpa de su equipo?

 

Share