INCAE: Ideales y realizaciones | Maestrías INCAE

Noticias / Blog

INCAE: Ideales y realizaciones

6 de Marzo del 2013
Benjamin Vargas MBA INCAE 2012. Graduado con Honores. Costa Rica

Quizá por lo fabuloso del objetivo originario o por la estatura histórica que John F. Kennedy heredó a sus ideas; tal vez por una facultad que relumbra genio, o por tantas leyendas transmitidas por más de sesenta generaciones, pero lo cierto es que INCAE fue desde siempre un nombre que resuenaEse renombre atrae a quienes empezamos una aventura que sabíamos épica aunque su alcance no podíamos dimensionar el primer día de clases.

El carácter común entre las generaciones de estudiantes es el idealismo. Las aspiraciones de contribuir al desarrollo global sostenible, de crear valor económico o de descollar académicamente aquí se vuelven credo. INCAE es potenciador de ideales. Cada estudiante trae consigo mil sueños, los de una familia, los de su polvoroso pueblo o su vigorosa ciudad. Cada graduado propaga realizaciones concretas a través de sus familias, sus organizaciones y conciudadanos. La promesa se empieza a cumplir con cambios a nivel personal. El método riguroso y la convivencia en diversidad cultural otorgan herramientas de vida a una velocidad inapreciable.

Una vez inmersos en el programa, nos convertimos, parafraseando a Kennedy, en idealistas no ilusos: personas que viven conforme a aspiraciones superiores y al mismo tiempo se aprovisionan de las técnicas y virtudes necesarias para convertir sueños en realidades, líderes con inquietud intelectual y carácter suficientes para hacer contribuciones trascendentes desde la llanura de la cotidianeidad.

INCAE cambió mi vida. Después de contribuir en el sector público cargaba con ideales cansados. En la política topé con desidia y desencanto. La vitalidad requerida por el programa revivió el ánimo, la admiración por la historia de mis compañeros reorientó mi vocación. El liderazgo, aprendí, no requiere de posiciones formales, aunque los escaños estén urgidos de liderazgo.

Mis ideales renovados rindieron frutos: Desde una nueva disciplina de trabajo que se sobrepone a la extenuación, hasta nuevas capacidades analíticas que irrumpen en el pensamiento sin ser llamadas; desde la oportunidad antes inimaginable de ser estudiante de intercambio en una de las mejores escuelas del mundo, hasta el ofrecimiento de una posición estratégica en un reconocido grupo empresarial.

Ser la fragua que materializa los más preclaros anhelos de lo mejor de la juventud latinoamericana convierte al INCAE en un pilar moral de la región. En medio de retos apabullantes, nuestras sociedades demandan mayor alcance, mayor reclutamiento, mayor generación de liderazgo.

Se requiere de autonomía financiera para conservar las políticas de selección y excelencia académica esenciales del programa. La constitución de un fideicomiso independiente que asegure sostenibilidad y mayor alcance constituye el principal reto de la institución. Para la promoción de su recaudo se cuenta con el renombre y con tantas realizaciones para exhibir como sueños evocamos mientras estuvimos en el programa. A ello se deben avocar en misión conjunta administración, alumni y comités nacionales.

En el tanto la escuela siga aprovisionándose de ese liderazgo que constituye la madera del idealismo sobre la que talla finas y profundas transformaciones, el impacto sobre la región será acrecentado.

 

Este ensayo fue parte de los finalistas del concurso de Ensayos sobre la experiencia INCAE. Concurso que se realiza con cada promoción de estudiantes al finalizar sus estudios de maestría en la institución.