Noticias / Blog

El comportamiento pasivo de una junta directiva

13 de Septiembre del 2017
Autor Fuente: 
Executive Education INCAE

 

El papel que debe desempeñar la junta directiva es de suma importancia para el desarrollo de la empresa como entidad económica y social. Sin embargo, cuando las juntas directivas no tienen funciones claramente definidas, el comportamiento de sus miembros es relativamente pasivo y poco productivo

Las causas que propician y ayudan a explicar este tipo de comportamiento, son básicamente cuatro: las limitaciones de tiempo de los directores, el poco conocimiento que tienen de la industria y de la empresa, la concentración del poder corporativo en el ejecutivo principal y un proceso sesgado en la selección de los directores.

La mayoría de directores disponen de poco tiempo para las funciones y responsabilidades que exigen las juntas, debido a que desempeñan posiciones de tiempo completo como ejecutivos de otras empresas o porque tienen considerables intereses económicos que vigilar y proteger. Los directores únicamente disponen del tiempo necesario para asistir a las reuniones de la junta y, en pocas ocasiones, pueden dedicarse a estudiar, analizar y evaluar los problemas importantes de la empresa.

Esto nos conduce directamente a la segunda explicación de la pasividad de los directores en las juntas: el conocimiento limitado y la poca experiencia en la industria y en la empresa. Aun en los casos en que reciben información abundante y previa a las reuniones, los directores enfrentan el problema de estudiarla e interpretarla adecuadamente. Se trata de información compleja, relacionada con propuestas de inversión, expansión a nuevos mercados, adquisiciones de nuevas empresas, etc. La discusión y solución de estos problemas es un proceso difícil y requiere un amplio conocimiento de la empresa y de sus competidores.

Incluso los directores más capaces y experimentados no tienen ni el conocimiento ni la experiencia del gerente general sobre los asuntos de la empresa. Este, por la naturaleza de su cargo, conoce a fondo las operaciones de su empresa y la industria a la cual pertenece. 

El poseer esta profundidad en el conocimiento es un factor que contribuye a explicar la concentración de poder en la persona del presidente ejecutivo o gerente general. Si esta persona es, además, propietaria o controla bloques significativos de acciones su poder crece considerablemente. Tal circunstancia reduce aún más el poder individual y colectivo de los otros directores. Lo mismo ocurre cuando los cargos de gerente general y presidente de la junta son desempeñados por la misma persona.

Otra causa que ayuda a explicar el comportamiento limitado y complaciente de los directores en nuestro medio es el proceso mismo por el cual son seleccionados los directores de la junta. En una de las empresas observadas por nosotros, un director expresaba: “El concepto clásico de que los accionistas eligen a los directores, y éstos, a su vez, seleccionan y nombran al gerente general, no es cierto en el medio latinoamericano. La realidad es otra: la junta directiva no escoge al ejecutivo principal; en muchos casos, él es quien selecciona a los directores”.

Aunque sería aventurado afirmar que la situación descrita es típica de nuestras juntas directivas, no podemos dejar de reconocer la enorme influencia que tienen los gerentes generales en el proceso para seleccionar a los directores; lo que conduce a crear un cuerpo directivo dependiente, pasivo y, en ocasiones, sumiso a la voluntad de la gerencia.

Una excepción a esta práctica ocurre cuando los directores externos son dueños de bloques substanciales de acciones o representan directamente a los dueños. En tales casos, los directores tienen interés en incorporar nuevos directores de su propia elección, por lo que el poder del gerente general puede ser eliminado o disminuido de manera significativa.


Extracto del artículo “Juntas directivas: consejeras y guardianas de la empresa de hoy”, escrito por José Nicolás Marín y Eduardo Luis Montiel, Profesores Plenos de INCAE.


Gobierno Corporativo para Juntas Directivas

Consiga que la junta directiva de su empresa y sus equipos gerenciales adquieran las destrezas para formular estrategias congruentes, visionarias y competitivas. Este programa está diseñado para potenciar el rol de los gobiernos corporativos y apoyar el proceso de cambio y adaptación a las nuevas condiciones globales.

Próxima edición: Del 16 al 17 de octubre, 2017.

Más información