Tres razones por las que necesitas un plan profesional ahora | Maestrías INCAE

Noticias / Blog

Tres razones por las que necesitas un plan profesional ahora

1 de Marzo del 2018
Ana Menspira

Al menos que tengas una  bola de cristal para ver tu futuro, no puedes tener seguridad en cómo se irá desarrollando tu carrera profesional. Pero lo que sí puedes hacer, es tomar acciones para acercarte y llegar a lo que aspiras.

Si dejas todo al azar, los resultados pueden ser desastrosos. Así que independientemente de la industria en la que trabajas, si eres emprendedor, estás desempleado o apenas incursionando en el mundo laboral, aquí hay tres razones por las que deberías tener un plan de carrera.

1. Evitará que te quedes atascado en la rutina

Si permaneces esperando a que tu jefe, de la noche a la mañana, toque la puerta de tu oficina con la buena noticia de que has recibido un ascenso; ¡espera sentado! No te van a ascender por el simple hecho de que has cumplido 3-5-10 años en el mismo puesto, si realmente no demuestras méritos.  

Sentirse demasiado cómodo con lo que haces es peligroso, podrías convertirte en esa persona de la organización que permanece en el mismo puesto, haciendo las mismas funciones, durante décadas. Y a pesar de tu lealtad a la empresa, probablemente llegará alguien más joven y con habilidades más desarrolladas a obtener una posición mejor que la tuya.

No des por sentado tu desarrollo profesional, evita ser una de esas personas que se estancan y no avanzan hacia ninguna dirección.

2. Te hará ver puntos débiles y trabajar en ellos.

A veces el ego nos puede cegar y provocar que minimicemos nuestras debilidades o peor aún, que no tomemos responsabilidad sobre ellas. Pero para nuestros colegas y superiores no pasan desapercibidas.

Quizás piensas que está bien si llegas cinco minutos tarde todos los días, si tomas más tiempo del almuerzo o si le pides a tu amigo que haga el reporte porque tú no tienes idea de cómo hacer. Al pensar que son acciones “inofensivas” solamente estás engañándote, pues en el mediano plazo pueden convertirse en razones que saboteen tu carrera.

No reacciones a la defensiva ni te lo tomes de manera personal, todos tenemos áreas débiles que por momentos decidimos ignorar. Sin embargo, debes ser consciente de que puedes - y debes - mejorarlas y con el plan te será sencillo empezar a trabajar en ellas.

3. Estarás a cargo de tu propio avance

Tendrás el poder en tus manos. En vez de dejar todo a la suerte o de culpar a las fuerzas externas por cada acontecimiento negativo en tu trabajo, asumirás la responsabilidad de tus acciones e inacciones.

El plan le dará orden a los pasos que debes seguir y podrás medir el progreso o hacer cambios, en caso de que tus prioridades o necesidades varíen. Tus días tendrán un nuevo propósito y desarrollarás la motivación para crecer profesionalmente.

Recuerda que tener un deseo es pensar en algo que puede que llegue y puede que no. Por el contrario, si estableces un plan para llegar a esa meta, tendrás claridad en las acciones necesarias para alcanzarla y convertirla en tu realidad.

No te quedes sentado esperando que las cosas sucedan, mientras otros van construyendo la carrera de sus sueños y quedándose con las oportunidades que tú quisieras tener. ¡Afiánzate en el camino al éxito profesional!

 Foto por Ben White en Unsplash