Encuentra al mentor correcto | Maestrías INCAE

Noticias / Blog

Encuentra al mentor correcto

5 de Marzo del 2018
Eugenio Ingenio

Luke Skywalker y Yoda, Harry Potter y el Profesor Dumbledore, Daniel de Karate Kid y Mr. Miyagi… todos necesitaron un mentor en algún momento. Sería arrogante pensar que nosotros nunca necesitaremos a nadie para alcanzar nuestros objetivos, pues siempre hay alguien en el camino que nos da la mano, nos guía o inspira.

La vida es suficientemente complicada como para no atrevernos a pedir apoyo en los momentos en los que más lo necesitamos. Tener la oportunidad de compartir nuestras aspiraciones y preocupaciones con una persona de experiencia nos ayuda a racionalizar nuestros miedos, moldear nuestras metas y establecer planes de acción.

Pero encontrar el adecuado es casi tan desafiante como encontrar el amor; aunque digan que está a la vuelta de la esquina, casi siempre hay que buscar un poco más y meditar antes de tomar la decisión correcta. Así que te recomendamos seguir estos consejos a la hora de buscar tu mentor:

1. Busca: empieza evaluando a las personas que conoces, esos contactos de LinkedIn, amigos en Facebook, antiguos jefes, contactos en Twitter, profesores de tu universidad. De no ser así; investiga afuera de ese rango, asiste a eventos que te puedan poner en contacto con posibles candidatos e identifica líderes de opinión en el tema al que le quieres dar énfasis.

2. Define: una vez que tengas varios prospectos, define qué buscas realmente. Determina cuánta experiencia debería poseer, cuáles habilidades te gustaría que tuviera, y evalúa qué tan conectado está, pues una de las ventajas de tener un mentor es obtener acceso a su red de contactos profesionales.

Sé realista, si le escribes un correo electrónico a Bill Gates lo más seguro es que no se tome la molestia de ni siquiera leer. Ten claro que un buen mentor no siempre es la persona con más títulos, más fama o dinero, pues el éxito se mide de diferentes maneras. Debe ser alguien con quien tengas contacto y al que puedas acceder con cierta facilidad.

3. Convence: no todo gira en torno a ti, es importante que el mentor reciba algo positivo de la experiencia. Demuéstrale por qué debería guiarte, ya que será un compromiso que requiere energía y tiempo.

4. Retribuye: si tienes un buen mentor, lo mínimo que deberías hacer es ser un buen aprendiz. Sé entusiasta al aprender, si algún consejo no te parece dale tus argumentos, mantén una comunicación fluida y no esperes que el mentor haga todo el trabajo. Muestra un poco de iniciativa y aplica lo aprendido; finalmente Harry -alerta de spoiler- terminó destruyendo los horrocruxes por su cuenta, cuando ya no tenía a su mentor.

Así que tómate el tiempo que necesites para encontrar a la persona adecuada y no subestimes la magnitud del impacto que un mentor puede tener en tu vida, porque es un excelente aliado y un acelerador para alcanzar tu potencial.

Te darás cuenta de que las personas a tu alrededor ejercen una influencia en tu vida, entonces rodéate de las que valgan la pena. Finalmente, nadie llega a ninguna parte sin un poco de ayuda.