Logo INCAE

Incaísta recibe distinción por excelencia en doctorado del Georgia Institute of Technology

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

De un grupo de 50 estudiantes de doctorado, solo dos obtuvieron este reconocimiento, Germán Retana y Jennifer Bailey.INCAE, 7 de mayo, 2012. El incaísta German Fernando Retana Solano recibió el pasado 19 de abril la distinción "2012 Ashford Watson Stalnaker Memorial Prize" por su excelencia en el programa de doctorado del Georgia Institute of Technology.

Retana, de 30 años de edad, es Ingeniero en Computación del Instituto Tecnológico de Costa Rica, tiene un MBA de INCAE Business School del cual se graduó con distinción y una maestría en Gerencia de Proyectos de la Universidad de Cooperación Internacional. Actualmente es candidato al doctorado en IT Management.

El premio Ashford Watson Stalnaker Memorial Prize tiene como propósito reconocer la excelencia académica en diversos ámbitos de responsabilidad y desempeño (como estudiante, docente, investigador). De un grupo de 50 estudiantes de doctorado, solo dos obtuvieron este reconocimiento, Retana y Jennifer Bailey.

En el caso de German Fernando, también se consideró que colaboró proactivamente en la labor de otros colegas estudiantes doctorales y fue pionero al proponer un tema de tesis conceptualizado originalmente por él mismo.

En el 2008 ingresó al doctorado en el Georgia Institute of Technology y desde un prinicipio se interesó en estudiar la emergente industria de la computación en la nube o cloud computing. Su investigación se centra en los aspectos económicos de este nuevo e innovador ecosistema.

Según explicó Retana, en octubre del 2008, recién empezado su doctorado, conoció sobre computación en la nube y entonces decidió que quería entender cómo funcionaba este nuevo modelo de consumo de infraestructura de TI, y hacerlo el eje de sus investigaciones.

"El modelo de computación en la nube les permite a los usuarios sólo utilizar y pagar por los recursos que necesitan. Se puede empezar muy pequeño, pagando menos de $15 al mes por un servidor, e ir aumentando la capacidad conforme se requiera, y pagar por ejemplo $100 por mes por unos tres servidores pequeños. Esto es muy distinto a tener que invertir en $5,000 en activos de entrada, sin tener clara noción sobre si toda la capacidad será necesaria. El cambiar la fuerte de inversión en activos por un pequeño gasto mensual le abre oportunidades a miles de PYMES y empresarios para quienes la falta de capital les representa una fuerte barrera al crecimiento y la innovación", expresó Retana.

El especialista considera que su maestría en INCAE fue muy importante para lograr los éxitos que ha obtenido en su doctorado. "Yo hice algo aquí que luego aprendí que pocos estudiantes de doctorado hacen: le propuse mi tema de investigación a mis profesores y conseguí mis propios datos para la investigación. Para ambas cosas, creo que el MBA de INCAE me ayudó", explicó.

"A mí, detalló Retana, no me interesó invertir los cinco años del doctorado continuando el trabajo de alguno de mis profesores. Yo descubrí un problema de negocio que quería resolver y, más bien, cuando les anuncié a mis profesores que quería convertirme en un experto en computación en la nube, tuve que empezar por explicarles lo poco que en ese entonces sabía sobre la nube".

"Mi comprensión sobre cómo funcionan las empresas, que creció de manera exponencial durante mi maestría, me dio la confianza de predecir de cierta manera el impacto que computación en la nube tendría (y está teniendo hoy)", agregó.

Retana cuenta que para su doctorado necesitaba conseguir datos de alguna empresa para poder validar sus hipótesis sobre cómo los consumidores utilizan la computación en la nube. La mayor parte de los estudiantes doctorales reciben acceso a este tipo de datos gracias a sus profesores, quienes ya tienen relación con empresas o han adquirido los datos de otras compañías dedicadas a la investigación. "En mi caso yo le fui a hacer una propuesta de valor a uno de los proveedores más grandes de servicios de infraestructura en la nube – una empresa pública que cuando los contacté tenía 90,000 clientes y negocios por $629 millones al año, y logré que ellos me dieran acceso a sus datos. Hoy esta misma empresa ya tiene 172,000 clientes y negocios por más de $1 billón al año, y aún me sigue apoyando dándome datos para mis investigaciones", narró.

Retana Solano es hijo del profesor de INCAE, Dr. German Retana y de Olga Martha Solano. Está casado con María Eugenia Barreto de la Espriella.

Si desea más información puede comunicarse con Silvia Castillo al teléfono (506) 2437-2319 o a la dirección electrónica: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla