Logo INCAE

Moviéndose entre las diversas industrias de una multilatina

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

thumb MCPLima se presenta como una capital imponente de Sudamérica. Con sus casi 10 millones de habitantes, la que fue la sede del principal Virreinato de España en el extremo del continente ahora alberga las sedes de importantes conglomerados industriales que también se expanden por sus países vecinos. Ese es el caso del grupo que hizo su trabajo de Management Consulting Project (MCP) en Grupo Gloria y que debió aprender de muchísimos rubros para dejar su huella en Perú. 

 

El MCP es una consultoría grupal corporativa que deben hacer los estudiantes de MBA de INCAE antes de graduarse y que busca que puedan aplicar en casos reales todas las herramientas aprendidas en su maestría. Muchos, como este grupo, debieron hacer un arduo trabajo que los beneficia en su carrera profesional y genera un impacto positivo en la empresa.

El grupo de la boliviana Leslie Pereira, el ecuatoriano Germán Vega, y los costarricenses Rodrigo Villalta, Luis Jiménez y David Suárez, debieron trabajar en evaluar la optimización y maximizar el valor de un insumo clave que tiene el grupo que no sólo está presente en el mercado de lácteos, sino que se mueve en rubros tan diversos como cementos, papeles, agroindustria, transportes y servicios.

Visitaron distintas partes de Perú para reconocer cómo se trabaja en cada industria, analizaron mercados, y mapearon la competencia. Debían hacer un análisis exhaustivo de los mercados actuales y potenciales del grupo, un reto que tomaron con gusto y que les trajo grandes aprendizajes.

"El carácter integral del proyecto nos permitió hacer un análisis desde la parte comercial, operaciones, estrategia y finanzas, los cuales son los ejes de la maestría que llevamos en INCAE", explica Rodrigo Villalta, quien comenta que se usaron herramientas de estudio de mercado, métodos de rentabilidad de DuPont, mapeo de procesos, y el análisis de matriz de riesgo.

El grupo convivía bajo un mismo techo en el bello barrio Miraflores y liberaba estrés disfrutando de la reconocida comida peruana, jugando fútbol o yendo de compras por Lima, que es considerablemente más barata que Costa Rica. El fútbol sin embargo, trajo una caída, ya que Germán Vega se lesionó y debió comenzar a usar muletas durante el MCP, la comida y las compras aunque les trajo alegría, también les produjo algunos kilos de más y dólares de menos.

"El MCP ha sido una experiencia única para nosotros. Nos ha permitido crecer profesional como personalmente. Ha sido una época de muchos retos, pero sin duda un periodo de mucho aprendizaje, nos enseñó a ser capaces de desenvolvernos en distintas industrias y estructurarnos como grupo", explica Leslie Pereira.

El resultado lo dice todo. El Grupo Gloria suele trabajar solicitando consultorías y realiza constantemente con grandes consultoras, y quedaron muy contentos con el trabajo de este grupo de MCP, hasta el punto de que están felices de seguir trabajando en el futuro con este programa.