Decisiones financieras: ¿cómo dejar de posponerlas? | INCAE Master Programs
Publicación

Decisiones financieras: ¿cómo dejar de posponerlas?

12 de February 2019
Maestrías INCAE

¿Cuántas veces has pospuesto alguna decisión para darte cuenta que el retraso lo empeoró todo?

El pago de una multa de tránsito, de la tarjeta de crédito o la compra de unos boletos de avión. La mayoría de nosotros está consciente de que la inacción es la mejor forma de agravar una situación, pero por alguna razón lo seguimos haciendo.

La procrastinación se intensifica al tratarse de decisiones financieras. Según los resultados de una encuesta de medición de las capacidades financieras realizada por CAF- Banco de desarrollo de América Latina, en varios países de la región se evidencia que existe desconocimiento sobre temas básicos en economía y finanzas, lo cual limita nuestra capacidad para tomar decisiones responsables y conscientes.

La falta de conocimiento genera que experimentemos cierta incomodidad o incluso miedo ante una decisión financiera importante. El sitio NBC News recomienda cuatro pasos clave para dejar de aplazar la toma de decisiones y  adquirir el control.

Rompe el ciclo

Para algunos las decisiones financieras no son una prioridad. Según Jerry Patterson, Vicepresidente Senior de la firma estadounidense Principal Financial Group, para las personas es difícil tomar una decisión que represente un beneficio a largo plazo, pues nos concentramos en lo que queremos en el presente.

Comprarte un carro del año puede resultar más tentador que invertir en tu fondo de pensiones, el cual no necesitarás hasta dentro de treinta y cinco años, pero ahí es cuándo debes detenerte a pensar cuál es realmente tu prioridad y qué te dará más beneficios. La clave está en cambiar la mentalidad y atreverse a dar el primer paso; con tan solo dedicar una pequeña parte de tu tiempo a mejorar tus conocimientos financieros, ganarás confianza para descifrar qué es lo que más te conviene.

Deja de huir

“No es el momento”. A veces oímos esa voz interna diciéndonos que no estamos listos para tomar esa decisión; pero, ¿cuándo lo estaremos?

El momento perfecto jamás llega, debemos aceptar nuestras circunstancias y actuar con lo que tenemos a nuestro alcance. Entre más temprano empieces a ahorrar y a moverte hacia tu meta, ¡mejor! Cada día que pospones es un paso más lejos de tu objetivo.

Piérdele el miedo al fracaso

Siempre existirá un riesgo. No podrás tener absoluta seguridad de que tu inversión resulte como esperas, pero ese grado de incertidumbre no debe ser motivo suficiente para que dejes de hacerlo. Lo bueno del fracaso es que no es definitivo, siempre tienes la oportunidad de aprender de ello y volverte a levantar.

Es válido sentir miedo, aún así es preciso tomar la decisión. Infórmate y una vez que hayas analizado tus alternativas y determinado cuál es la decisión correcta, hazlo sin mirar atrás. Piensa en las decisiones importantes que has tomado hasta el momento; quizás no todas tuvieron un buen desenlace, pero no estarías donde estás si el temor te hubiera vencido.

Apuesta al futuro

Una vez que superas la barrera del miedo, la paciencia es el siguiente puente que debes atravesar. Cuando las personas no ven resultados rápidos o, por el contrario, experimentan pequeñas pérdidas en el corto plazo, pueden pensar que es necesario abandonar el plan; sin embargo, ahí es cuando tienes que seguir.

Aparecerán obstáculos en el camino y quizás en algún momento deberás replantear tu estrategia o hacer otros sacrificios, pero siempre debes tener claro cuál es tu objetivo final.

Bien lo dice Warren Buffet, uno de los inversionistas más exitosos del mundo: “piensa en diez años en lugar de diez minutos, la paciencia paga”. Así que no te desesperes ni pierdas el enfoque, porque las ganancias están por venir.

Este artículo se basa en la publicación de By Jean Chatzky en NBCnews. 

Subscribe to our blog