Publicación

La historia de Vilma Frances & Juan Carlos Flamenco los dos PAF VII 1990

14 de February 2019
Andrea Manzanares

Vilma Frances y Juan Carlos Flamenco estudiaron juntos en la UCA de El Salvador y fueron compañeros de tesis. Después de 6 años de ser novios decidieron casarse 15 días antes de su ingreso a INCAE. Entran al Postgrado en Administración Funcional VII en el '88 y finalizaron en 1990 en Nicaragua. Durante sus estudios en los noventa, Juan Carlos menciona que “dada la situación del país, las clases percibían la escasez en Nicaragua pero aún así eran solidarias. Muchas veces habían cosas limitadas pero esto nos unió más como promoción. La nuestra era un grupo mágico. El INCAE nos juntó no sólo entre los estudiantes y compañeros pero también con los profesores.” Vilma cree que “se notó la diferencia entra la universidad e INCAE. El estudiar y recibir clases por el método de caso agilizó mi proceso de análisis, participación y mi capacidad analítica. Recuerdo profesores como el doctor Edelberg, Doctor Francisco Leguizamon, Emilio Hernández y Antonio Acevedo". 

Agregando: "Una vez se graduaron el proceso de reabsorción laboral fue rápido. Después de un tiempo, decidimos emprender en un negocio en el cual podríamos apoyarnos los dos. Emprendimos un negocio de joyería, Exit (mayoristas y distribuidora), que maneja lentes de sol, joyería, línea óptica y maquilamos en Brasil y México. El año pasado cumplimos 25 años con la empresa y la celebramos con un evento en el Teatro Presidencial. La utilidad del evento la donamos al Hospital Divina Providencia para los pacientes de cáncer terminal de escasos recursos".

Juan Carlos nos comentó que su hijo “José Ángel, quién estudia en el MBA 2019 y se gradúa este junio, está feliz en INCAE. Nos vemos realizados en él. Desde pequeño escuchaba sobre la escuela y su riguroso programa académico no sólo en de nuestra parte pero de mis compañeros Incaistas con los cuales hemos mantenido contacto. Desde que era un bebé visitábamos INCAE con él durante las celebraciones de aniversario. Es como si hablamos el mismo lenguaje. Nuestra hija Ximena, quién está terminando su licenciatura también esperamos pueda estudiar en nuestra Alma Mater".

Vilma reiteró que “por la universidad uno pasa pero el INCAE mantiene el sistema de comunidad y afección. No hemos perdido nunca el cariño hacia el Alma Mater con compañeros y profesores. Hemos participado en la Asociaciones de Graduados, asistimos a eventos en el Salvador, somos donantes recurrentes para ofrecer becas y visitamos en el 2017 el campus de Montefresco para celebrar la primera Reunión Anual Incaista.”

Hoy en día, 29 años después de su graduación el PAF ‘90, mantienen su relación con INCAE. En el 2000, los salvadoreños de esta promoción donaron computadoras al campus Francisco de Sola. Se comunican por medio un grupo de WhatsApp de más de 55 personas y se escriben a diario.