¿Directivo o líder? ¿Y por qué tienes que ser ambas?
Publicación

¿Directivo o líder? ¿Y por qué tienes que ser ambos?

01 de Agosto 2023
María Fernanda Vargas Cordova

Asumir una posición gerencial en un equipo, no es precisamente liderar. “Directivo” y “líder” son términos muy empleados en el mundo empresarial, a veces indistintamente, pero,  ¿cuál es la diferencia?

Según John Kotter, profesor de Harvard Business School, gerenciar se trata de responder a la complejidad. Planear, presupuestar y reclutar, son tareas de un gerente. Mientras que el liderazgo según Kotter se trata de responder al cambio. Establecer una dirección, alinear al equipo y dar motivación son tareas de un líder.

Entonces, ¿conviene ser un “manager” o un líder? Los dos son roles de vital importancia en una organización. Kotter explica que el management o la dirección y el liderazgo son modos complementarios de ser. Además agrega que los directivos más exitosos aprovechan las competencias de gestión y liderazgo de forma selectiva en beneficio de la organización.

De acuerdo a el Manager 's Handbook de Harvard Business Review, puedes ser un líder en cualquier nivel en el que te encuentres: 

“Si bien tu empresa determina cuándo y cómo se produce tu transición a una gerencia, las oportunidades de liderazgo pueden estar presentes en cualquier etapa de tu carrera. Esto se debe a que el liderazgo no siempre requiere autoridad formal, sino más bien una serie de habilidades intelectuales e interpersonales.” 

¿Cómo desarrollarte como un auténtico líder?

Bill George, profesor de Harvard Business School, popularizó el término de “liderazgo auténtico” para referirse a los líderes eficaces que trabajan con pasión, de acuerdo a sus valores y construyendo relaciones significativas con las personas de la organización. 

Según el Manager 's Handbook para descubrir y desarrollar un auténtico liderazgo debes: 

  1. Aprender de tu historia personal. Redescubrir tu historia personal y reflexionar sobre ella te llenará de inspiración y propósito para el futuro; además, te permitirá comprender mejor lo que te apasiona, tus valores y principios. Analiza todo lo que te ha llevado hasta dónde estás, de esta manera tendrás una base sólida para enfrentar los retos y liderar a otros. 
  2. Entender tus motivaciones intrínsecas y extrínsecas. Cuando hablamos de motivaciones extrínsecas, nos referimos a los resultados externos que buscas, como títulos o reconocimientos; por el contrario las intrínsecas son las recompensas internas, como crecimiento personal. Te invitamos a autoevaluarse y descubrir tus motivaciones extrínsecas como intrínsecas para que puedas encontrar oportunidades y lograr un equilibrio en ambas.
  3. Fomentar el autoconocimiento. Recibir feedback de tus colegas o colaboradores puede ser incómodo, sin embargo es la única manera de comprender con claridad la impresión que dejas en los demás. Mientras mejor te conozcas, mejor líder podrás ser. Este proceso de autodescubrimiento puede comenzar con la reflexión de tu historia personal, escuchando las opiniones de los demás y con métodos más formales como los perfiles 360, los perfiles de personalidad, etc. Como líder, tienes la oportunidad de experimentar con nuevas formas de trabajar y gestionar, y permitir que estas experiencias te transformen y colaboren con tu desarrollo personal.

Es fundamental reconocer que el liderazgo y la gestión son habilidades complementarias que deben combinarse para alcanzar un éxito sostenible en una organización. La combinación de ambas competencias crea un ambiente propicio para el crecimiento, la innovación y el desarrollo del talento. Al reconocer y nutrir estas dos facetas en nosotros mismos y en nuestros equipos, podremos enfrentar con confianza los desafíos futuros y alcanzar nuevos niveles de excelencia empresarial. Ser un líder-directivo, que integra y equilibra ambas funciones, es esencial para liderar con éxito en el competitivo y cambiante mundo empresarial.

 

Suscríbase a nuestro blog