Lorenzo Mendoza: Invitado de honor a la ceremonia de de graduación MBA 2011 en INCAE | Maestrías INCAE
Noticia

Lorenzo Mendoza: Invitado de honor a la ceremonia de de graduación MBA 2011 en INCAE

27 de Mayo 2011
Waleska Oporta
Durante una espontánea y franca charla el empresario, líder y presidente de la empresa privada más grande de Venezuela, Lorenzo Mendoza, compartió con la generación de graduandos MBA 2011 de INCAE como invitado de Honor durante la Ceremonia de Graduacion en el Campus Walter Kissling Gam este pasado Miercoles, 25 de Mayo. Su enfoque fue conciso. El Ing. Lorenzo Mendoza, decidió dejar de lado su discurso y se enfocó en transmitir a los escolastas de INCAE Business School su perspectiva sobre los valores éticos que lo han consolidado durante su trayectoria en el mundo del emprendimiento. Su discurso fue breve, no obstante su fresca y apasionada intervención fue un inspirador voto de confianza para los graduandos a quienes llamó “agentes de cambio”, “personas privilegiadas” y con quienes dijo sentirse identificado debido a que INCAE “siempre ha sido una referencia que ha inspirado a muchas de las instituciones en las cuales participo” afirmó Mendoza. Lorenzo Mendoza es el CEO de Empresas Polar en donde actualmente laboran casi una decena de egresados de INCAE en países como Venezuela y Colombia a quienes describio como “Gerentes con excelente talento y de principios nobles”. Asimismo ocupa una posición dentro de la lista Fortune 500 de los hombres más ricos del mundo y es el 2do hombre con la mayor fortuna de Venezuela. Este exitoso Ingeniero Industrial ostenta numerosos otros premios incluyendo una designación como “Joven Lider Global” por parte del Foro Económico Mundial, el premio al “Industrial del Año” otorgado por el Foro Mundial de Negocios, CEO del año en Responsabilidad Social según el Latin Trade Bravo Business Award y CEO del año por América Economia. Entre los puntos clave de su discurso, Mendoza instó a los egresados de la promoción MBA 2011 a mantener expectativas realistas, a confiar en sí mismos y a pensar en el futuro de manera optimista para triunfar. Finalmente, exhorto a los incaístas a seguir con convicción los siguientes lineamientos que prometen ser la receta del éxito en un competitivo clima de negocios global como el de hoy:
  • Invertir en diversidad genera ventajas:
El emprendimiento requiere ideas diferentes. Vincúlese con otros emprendedores quienes posean una visión totalmente distinta a la suya pero quienes compartan valores fundamentales afines.
  • El emprendimiento conlleva riesgos:
Asuma riesgos y no se esmere en imponer y requerir condiciones casi perfectas -y por ende imposibles- para invertir. Empresario que no invierte, no es empresario. Compita con inventiva, una buena oferta de servicios y talento.
  • Evite las contiendas políticas:
No se involucre en discursos políticos que requieren que usted se defina como de izquierda o de derecha, capitalista o socialista. Esta discusión tan políticamente fértil nació en Europa con condiciones privilegiadas y por lo tanto no es pertinente a la realidad Latinoamericana.
  • Involúcrese. La Responsabilidad Social requiere acción:
La indiferencia y el caer en una rutina elitista de dedicar tiempo exclusivamente a sus intereses personales hacen que el colectivo pierda. Asuma su responsabilidad y haga la diferencia comprometiéndose con su país y su comunidad y descubra pasiones en usted mismo que hasta ahora desconoce.
  • Desempeñe su objetivo por convicción:
Si asume un cargo público, asegúrese de hacerlo por vocación y no por figurar en el poder.
  • Lidere por influencia:
La gente le seguirá basado en lo que usted haga o diga, no por su apellido o por el cargo que desempeña. Si no hay una conexión humana, el liderazgo fracasa.
  • Confíe en usted mismo y en los demás:
Confíe no solo sus habilidades sino también en su familia y colaboradores; aprenda a delegar y si alguien traiciona su confianza, simplemente pase la página y siga adelante. El círculo virtuoso de la confianza construye, la desconfianza destruye y estanca.
  • Aspire y admire pero nunca envidie:
  Las ambiciones son sumamente saludables pero solo si se obtienen como fruto del esfuerzo: trabajar duro para llegar a tener lo que queremos sin acortar el camino o truncar el de otros para apoderarnos de lo que creemos debería ser nuestro.
  • No se detenga en el presente, o en el pasado. Camine hacia el futuro:
No se paralice sobre analizando el presente o el pasado e invierta su tiempo en el futuro. La carrera relativa y absoluta se gana cuando se mira hacia adelante.
  • Busque la esencia:
Ansíe más que un retorno económico, el cual es obviamente importante y no se puede dejar de lado, pero evite considerarlo como algo trascendental. Procure que sus esfuerzos de emprendimiento le generen más que un ingreso económico sino también réditos espirituales y personales.
Etiquetas: