Publicación

Cuando yo sea grande quiero ser...

15 de Octubre 2014
Executive Education INCAE
La adolescencia es una etapa llena de cambios, retos de adaptación, y ni hablar de las espinillas, los desamores y las modas. Pero puede que en realidad sea una de las mejores etapas de nuestras vidas, todo depende la lupa con la que se mire.

Si lo pensás bien, en la adolescencia las mayores preocupaci ones son cuál es el look de moda, cómo quedaron las fotos de Facebook o cuándo es la siguiente fiesta o el siguiente reto de fútbol. Lo cierto es que bonita o no, la época despreocupada de la adolescencia se va, y llegan los tiempos de las grandes decisi ones futuras. Quizás la decisión más importante que toca a la puerta en esta etapa es la elección de una carrera universitaria. ¿Qué estudio? ¿ Para qué soy bueno? ¿ Lo que me gusta o lo que demanda el mercado ? ... todas esas preguntas nos saturan y confunden.

Sin percatarte, aquella frase “cuando yo sea grande quiero ser....” se convierte en una decisión real y determinante. Pero tranquilo, que no “panda el cúnico” como decía aquel personaje que algún día también fue nuestro héroe. En estos casos, tenés que d efinir tus gustos y los expertos recomien dan seguir los siguientes pasos: 

Intereses manifiestos: preguntarte qué es lo que te interesa aprender y con qué actividades disfrutás más. Profesiones y actividades: Luego hay que preguntarse con qué profesiones se relacionan las actividades que te gustan. 

Objeto de estudio: Lo siguiente es definir el objeto de estudio de las profesiones que te interesan, Por ejemplo, trabajar con el cuerpo humano (ciencias médicas), con animales (medicina veterinaria), con computadoras (ingeniería en sistemas), etc. Accióna realizar : Se trata de definir la acción que querés realizar , podés utilizar verbos para facilitarlo. 

Por ejemplo: investigar, vender, construir, defender, administrar, etc. Informarse: Por último, es necesario informarse sobre las profesiones con las que tenés afinidad para saber si son lo que imaginás, en este punto es importante evaluar asuntos sobre el salario y las oportunidades laborales que hay para esa carrera.

El balance entre mercado y gusto Desde hace años la Encuesta de Escasez de Talento de ManpowerGroup señala que existe un gran desbalance entre lo que requieren las empresas y las oportunidades laborales que necesitan las nuevas generaciones. 

Por eso, se quiera o no, es necesario considerar que tu decisión no sólo debe estar basada en carrera que te gusta, sino en la que el mercado demanda , para evitar ser parte de la estadística de desempleo juvenil. 

Según Manpower actualmente las carreras de mayor demanda son: Ingeniería y tecnología: -­ Ingeniería industrial. -­ Ingeniería eléctrica. -­ Ingeniería mecánica. -­ Ingeniería de sistemas. -­ Ing eniería electromecánica. -­ Mantenimiento Industrial. -­ Mecánica. Finanzas: -­ Administración de empresas. -­ Contaduría. -­Economía Producción audiovisual : -­ Animación digital. -­ Postproducción. -­ Diseño gráfico digital Fuente Manpower/Revista Summa La formación Un estudio de McKinsey & Co, realizado a empleadores, estudiantes y universidades, señaló que sólo las universidades creen que los jóvenes están adecuadamente pre parados para el mercado laboral. 

Lo que demuestra que las percepciones de las instituciones educativas y las realidades laborales no siempre coinciden. Ante ese panorama, otra gran decisión recae en la elección de la u niversidad adecuada. La formación en las aulas es clave para el desempeño profesional y puede determinar tus posibilidades de éxito cuando salgás con un titulo bajo el brazo. Pero al enfrentarte a tantas decisiones clasificadas como “importantes” y “determinantes” para tu vida, puede que terminen por dejarte más preocupado aún. Para eso existen programas dedicados a ayudarte a definir tu camino hacia el liderazgo profesional. Uno de los más prestigiosos es Junior Leadership Camp de INCAE.

El propósito más relevante del programa es que los participantes se vayan preparando para liderar lo más importante en esta etapa: su propia vida; definiendo sus metas tanto personales como profesionales y proponiéndose planes de acción para alcanzarlas. Además, no sos el único que se enfrenta a tantos retos juntos, por lo que en este tipo de programas tenés un espacio ideal para interactuar con otros jóvenes de muchas culturas en un ambiente divertido, y exclusivo para asumir el volante de tu vida y conducir.