Publicación

Talento joven que enciende negocios

12 de Febrero 2015
Executive Education INCAE

Hace unos años las canas y la antigüedad dentro de la empresa aseguraban el camino hacia la gerencia; el promedio de edad para que un ejecutivo lograra ubicarse en una buena posición y ser exitoso era de 56 años.

Pero los “Millenials” han venido a cambiarlo todo. Hoy, empresarios y ejecutivos jóvenes son los que ocupan las sillas gerenciales de las grandes empresas, y logran sumar millones a sus cuentas antes de cumplir los treinta años.

Basta con dar un vistazo al creador de Facebook, Mark Zuckerberg, quien a sus sólo 28 años ha revolucionado el mundo de los negocios y la innovación en Internet y además, acaparado un capital cercano a los US$13.300 millones, según Forbes. Sin embargo, no es necesario inventar la red social más famosa del mundo para que una persona comience a encender negocios desde temprana edad. La innovación, el liderazgo y la capacidad de cambio, exclusivas de los talentos jóvenes, son ingredientes esenciales para las empresas de hoy en día. “Tener gente joven en altos cargos se ha transformado en un valor agregado para nosotros y para muchas empresas. Ellos traen consigo creatividad, conocimiento de las nuevas necesidades y exigencias de los consumidores, y flexibilidad”, resume Carolina Fuenzalida, gerente de Recursos Humanos de Microsoft Chile, en entrevista para el diario La Tercera. 

El cotizado gen joven 

Esos talentos jóvenes de los que tanto hablan las empresas actualmente pertenecen a la generación Y, conocida también como Gen Y, generación Google, generación i, Millenials, generación Wii y Youth Generation (¿a quién le importan los nombres?), y se trata de aquellas personas nacidas entre los años 1985 y 2000. Según la consultora Head Hunters, seis de cada 10 empresas buscan para sus altos cargos perfiles que encajan bien con el de estos jóvenes profesionales recién salidos del horno. 

Sólo en América Latina, un 26% de los jefes son jóvenes, de acuerdo con Universia. "Es una generación que creció con los conceptos de empoderamiento, de confiar en su gente, de liderazgo participativo, comprometidos con el logro de objetivos, de espíritu emprendedor y trabajadores en equipo. Conocen las habilidades y competencias de las personas, pues ejercen el poder en forma transversal al ser un miembro activo del equipo", explicó Leslie Cooper, directora ejecutiva de HK Human Capital, durante una entrevista a laborum.com. 

Clave del éxito: juventud y competitividad

Algunos estudios señalan que actualmente la generación de los Millenials representa cerca de un 30% de la fuerza laboral; en 2015 representarán el 50%, y para principios de 2019 serán el 75% de la población laboral en el mundo. Es decir, hay suficiente competencia, por lo que no basta con ser un joven creativo y enérgico, que no teme a los retos y que le gusta decorar la oficina con calcomanías de superhéroes y mensajes de colores. Se necesita más que eso, se necesita hacer la diferencia. Pero ¿cómo? Además de las capacidades técnicas y prácticas que se ganan en las aulas universitarias y en los primeros pasos durante el ejercicio de la profesión; los nuevos profesionales deben construir una base de conocimientos sobre las áreas funcionales de las empresas, desarrollar una perspectiva integral de la relación entre las organizaciones y su entorno, y explotar habilidades de liderazgo e inteligencia emocional para dirigir equipos y tomar decisiones. 

En busca de esa nueva necesidad tanto para los jovenes como las empresas, algunas reconocidas escuelas de negocios como INCAE Bussines School han desarrollado programas exclusivos para esos jóvenes y prometedores talentos, que ya tienen el ímpetu y la capacidad joven, pero necesitan una visión gerencial que les haga competitivos y les abra puertas hacia el éxito empresarial desde temprana edad. “Es una generación sumamente poderosa. Si no, recordemos la problemática que vivieron los países árabes entre 2010 y 2012, fenómeno también conocido como “Primavera Árabe”, en donde hubo incluso caídas de gobiernos como Egipto, Yemen, Libia y Túnez.

Muchos analistas expertos dicen que las redes sociales, manejadas por estos jóvenes de la generación Y, influyeron en tales acontecimientos. Si tienen la capacidad de derrocar dictadores, ¿se imagina lo que las personas de esta generación pueden hacer en las empresas?” son palabras de Álvaro Valiente, gerente de Formación de Líderes del Great Place to Work Institute.o.treinta años.