Publicación

De la mano del EMBA joven ejecutivo innova en Nicaragua

10 de Julio 2015
Executive Education INCAE

Aprovechar el papel que se desecha en las oficinas y transformarlo en papel higiénico,fue una idea que durante muchos años se gestó en la mente de Álvaro Sáenz, egresado de nuestro EMBA 2014. Sin embargo, no fue sino hasta hace pocos meses cuando el hoy gerente general de Innova Industrias S.A, consiguió concretar aquella quimera.

Con una inversión de US$7 millones, Sáenz construyó a finales del año pasado en Nicaragua una planta recicladora. Los resultados, en tan corto tiempo, ya pueden medirse: en este momento, al producir productos con material reciclado están evitando que se talen 13 árboles por cada tonelada de papel generado, ahorran un 50% de energía y 1.000 metros cúbicos de agua.

Además, la planta ofrece 300 empleos directos y alrededor de 700 indirectos, beneficiando así a un gran número de mujeres y habitantes de la comunidad de Tipitapa, donde están ubicados, según puede leerse en un artículo elaborado por el periódico nicaragüense El Nuevo Diario.

Con este ritmo de crecimiento y de acuerdo con esa publicación, Innova Industrias S.A. pronto podría controlar el 25% del mercado nacional. Lo anterior hará que el país reduzca de manera sensible la importación de papel higiénico, servilletas y toallas amigables con el ambiente.

Para conocer un poco más sobre su historia de éxito y cómo los conocimientos adquiridos durante el EMBA ayudaron a darle vida a este proyecto, ExEd conversó con Sáenz. A continuación un extracto de la entrevista:

¿Dónde y cómo surge la idea?

El proyecto nace en enero del 2013 tras observar las importaciones de Nicaragua y percatarme que importábamos el 100% del consumo de papel y al mismo tiempo exportábamos más de 20.000 TM de papel de desecho. Lo irónico de todo es que esa cantidad que enviábamos era transformada por nuestros vecinos para regresarla a nuestro país como producto terminado.

Entonces, me puse a investigar proveedores de maquinaria, cadena de suministros, modelo de negocio, mercado, competencia, etcétera y desarrollé un Estudio de Factibilidad que reflejó un buen potencial.

Coincidentemente, el inicio de ejecución del proyecto fue en julio del 2013, el mismo mes que comencé con mi EMBA y, además, tuve la oportunidad de viajar a China para seleccionar la maquinaria.

¿Qué tanto influyó el EMBA?

El desarrollo del proyecto avanzaba al mismo tiempo que mi maestría, así que cada módulo aportó muchísimas ideas y herramientas que me prepararon para gerenciar de mejor manera esta empresa.

Mi formación profesional es en Derecho, aunque nunca ejercí y me dediqué al comercio, donde gané experiencia.

Sin embargo, debo reconocer que los conocimientos adquiridos en el EMBA fueron fundamentales, porque, además de las valiosísimas cátedras y casos proporcionados por nuestros maestros, el intercambio con profesionales y empresarios de diferentes países, fue enriquecedor.

¿Hacia dónde va la empresa?

Al llegar a nuestra capacidad máxima de producción, estaremos acopiando y procesando anualmente más de 7.300 toneladas de papel de desecho de oficina, con lo que evitaremos se talen aproximadamente 65.000 árboles.

Además, contamos con un sistema de tratamiento de agua que nos permitirá reusar hasta el 90%.

Nuestro objetivo principal es producir y proveer papel higiénico y otros productos similares al consumidor nacional e internacional, de manera sostenible y responsable, contribuyendo al desarrollo económico y social de Nicaragua.