Publicación

Durante el Global EMBA han visto crecer sus negocios y… ¡sus familias!

27 de Agosto 2015
Executive Education INCAE
Durante el Global EMBA han visto crecer sus negocios y… ¡sus familias!
Durante el Global EMBA han visto crecer sus negocios y… ¡sus familias!

Al tiempo que han visto crecer sus conocimientos y negocios, curiosamente muchos de los estudiantes de nuestro Global EMBA también han experimentado en los últimos meses el crecimiento de sus núcleos familiares. Así como se lee: la cigüeña ha visitado varios de los hogares de los participantes mientras cursan la maestría ejecutiva de INCAE. El balance entre sus diferentes facetas ha sido pieza fundamental para todos ellos.

Roger A. Valerio Guerra, es uno de estos casos. Este nicaragüense de 33 años, quien se graduará en el 2016, confiesa que no solo ha visto prosperar su empresa Roger Valerio Arquitectura e ICSA por las lecciones aprendidas con INCAE, sino que también le ha tocado el placer de recibir a nuevo integrante en la familia.

Se trata de la pequeña Mariana, nacida el pasado 8 de junio, a los pocos días de que Roger regresara a su tierra natal, tras concluir uno de los módulos de Perú.

“Durante ese viaje había altas probabilidades de que Mariana naciera. Simplemente tuve que concentrarme en lo que estaba haciendo y dedicaba 30 minutos de mi día a platicar con mi familia. Mis compañeros siempre estuvieron al pendiente y me apoyaron en todo momento. Por dicha ella esperó mi regreso”, cuenta Roger, quien también es padre de un niño de 3 años y medio.

Eduardo Meneses Montero, estudiante del EMBA 2015, tiene otra historia parecida. El día en que sus gemelas Jimena y Valeria decidieron venir al mundo, a él le correspondió hacer un esfuerzo sobrehumano para mantenerse ecuánime. Lo hizo no solo porque debía estar fuerte como un roble para participar del nacimiento de sus primerizas, sino también porque precisamente, ese 27 de abril, debía realizar el examen de Estrategia Corporativa con el profesor Niels Ketelhöhn.

“Comprenderán que fue casi imposible concentrarme. Ellas nacieron a las 8 a.m. y la prueba era las 6 p.m., pero mi esposa me alentó y logramos sacar la tarea con muy buenos resultados. Yo creo que mis hijas me inspiraron.”, dice el Gerente de Desarrollo de Negocios de Ericsson, Costa Rica.

Un impulso transformador

Combinar 14 meses de estudio con pañales, cólicos y biberones no es tarea sencilla e implica frenéticas dosis de paciencia y orden. Sin embargo, el común denominador de estos nuevos papás de INCAE, es que están convencidos de que el mejor negocio en sus vidas es la familia. Según dicen, ahora tienen motivos adicionales para ser mejores profesionales y personas.

“Cuando comencé mi EMBA dormía muy pocas horas durante la semana de clases y ansiaba regresar a mi hogar para recuperar horas de sueño. Pero ahora, a partir del nacimiento de Matías (el reciente 25 de abril) puedo decir que todo se invirtió; en la casa casi no puedo dormir y veo la semana de INCAE como una oportunidad para descansar. ¡Quién lo diría!”, relata el peruano Eduardo Antonio Aranzaens Gamarra, Gerente Zonal de Interbank, quien concluirá su maestría en noviembre del 2015.

Una anécdota similar relata Randall Madrigal Salas, gerente de la sucursal Oficinas Centrales del BAC San José, Costa Rica. Su primogénita, Lucía, nació el 20 de setiembre del año pasado y, desde entonces, ha tratado de acoplar las enseñanzas estratégicas de INCAE a su faceta profesional, pero sobre todo a su vida privada. ¡El retorno de la inversión ha sido prácticamente inmediato!

“Recuerdo que en el primer módulo un profesor nos dijo que luego de graduarnos de INCAE nos iba sobrar tiempo, porque nos enseñarían a ser más eficientes y organizados. Yo no tuve que esperar a recibir el título para poner todo esto en práctica; con Lucía me he vuelto un experto administrador del tiempo para salir adelante con lo que implica el hogar y el trabajo. Incluso hasta he podido trabajar en las bases de mi propio negocio”, sostiene.

Con una niña de cuatro años, un varón de un añito y otro bebé que “viene en camino”, César Lacayo, EMBA 2016, también comparte la aventura de ser papá y estudiante de una maestría global.

“Creo que la única manera de lograrlo es con mucho sacrificio; realmente no hay una ecuación perfecta. Cuando estoy fuera de INCAE procuro fijar muy bien las prioridades para no descuidar los estudios ni el trabajo. Los momentos en que estoy con mi familia, trato de que sean de mucha calidad y amor para mis hijos. Gracias a Dios y con el apoyo de mi esposa, hoy puedo decir que todo este esfuerzo ha valido la pena”, acota Lacayo.

Y no hay duda de que lo hecho muy bien, pues en el reciente módulo que el EMBA 2016 en el campus de Nicaragua, este papá recibió la visita de su pequeña hija Ana Sofía, quien, por unos segundos se adueñó del espacio de su progenitor y llena de orgullo inspiró a todos con su tierno comentario: “Yo quiero ser grande para no seguir en el kínder y empezar en mi nueva escuela que se llama INCAE. ¡Igual que mi papá!”.


Por: Ivannia Varela / ivannia.varela@incae.edu

Lo más leído