Noticia

Algunas herramientas que nos ayudan a vivir más sanamente

22 de Octubre 2015
admin

Todos convivimos en unos hermosos campus que nos encanta con sus árboles, colinas, flores y sus vistas al valle, pero todo paraíso tiene sus peligros. Los animales, insectos, el fuego, las tormentas, el estrés, el subir y bajar escaleras, todo puede llevar a accidentes. La clave entonces es saber cómo prevenir y enfrentar, algo que la Brigada de Emergencia y el departamento de Desarrollo Humano a través de Salud Ocupacional se han encargado de comunicar.

Para los estudiantes de primer años CFDS en marzo y de primer año del CWKG en agosto, la Brigada preparó una capacitación para enseñarle a los estudiantes del MBA 2017, quienes viven 24/7 en el campus, sobre dónde moverse en caso de incendio o terremoto, qué hacer en caso de que alguien se desmaye o lesione. Los jóvenes descubrieron que en el campus hay disponible botiquines de primeros auxilios, extintores, unas modernas férulas inflables para brazos y pies que se adaptan a todo tipo de cuerpo y una camilla para cuando se necesite inmovilizar a alguien que se ha caído y golpeado la cabeza.

El equipo de Brigada de Emergencia salieron ese día de todas las áreas, les enseñaron cómo usar los extintores, cómo tratar en caso de mordida de serpiente, cómo tratar a un compañero que se ha lesionado. ¿Las claves? apuntar el extintor a la base de donde sale el fuego y no a la llama, mantener al compañero lo más inmovilizado posible, jamás hacer un torniquete para evitar que el veneno pase por las venas, siempre dejar que sólo una o dos personas ayuden al afectado y no se sofoque, y por supuesto ir a buscar a alguien de la Brigada de Emergencia.

Pero, ¿y si el problema no es causado por un accidente, hay cómo solucionarlo?. A todos el trabajo diario alguna vez nos golpea bajando nuestras defensas y causando que nos enfermemos. Es por eso que en Desarrollo Humano a través de Salud Ocupacional se encargaron de traer la Campaña por la Salud 2015, dándose a la tarea de traer temas de salud, buscaron excelentes convenios con Centros de Salud para que los colaboradores, facultad y estudiantes tuvieran acceso a exámenes especializados como, prueba de esfuerzo, ultrasonidos, gastroscopias, exámenes de sangre, etc. Todo esto se ha desarrollado de abril a octubre.

Se coordinaron charlas para hablar sobre la importancia del agua, los mitos y verdades sobre la gripe, la realidad sobre la diabetes y la ingesta de alcohol. ¿Conclusiones?, para evitar la diabetes es importante, vigilar su peso, hacer al menos 30 minutos de ejercicios al día y ver por síntomas claves como la obesidad exclusivamente abdominal, las náuseas, la irritabilidad, la visión borrosa o el sentirse agotado, sediento, hambriento o con muchas ganas de orinar sin razón aparente.

En general el tomar agua también ayuda a cualquier problema. Es importante la ingesta de hasta 8 vasos de agua al día y ojalá que sea agua libre de químicos y con un Ph neutro. "Debemos tomar suficiente agua al día para mejorar la salud antes de que esté mal. No podemos esperar a tener sed o en el peor de los casos deshidratarnos.

También es importante hacerse chequeos y vacunarse contra la gripe todos los años, y por supuesto, relajarse y evitar estresarse. Esto último es difícil, pero por suerte Salud Ocupacional realizó una excelente gestión para que los colaboradores tuvieran acceso a sesiones de masajes y relajación, algo que espera poder repetir más seguido. "Es clave poder ir adquiriendo todos estos conocimientos, saber qué hay que hacer para vivir mejor y ser capaces de ayudarnos a nosotros mismos a pesar del ajetreado diario vivir. Así podremos ser más felices", comenta Jessie Torres, consultora de Salud Ocupacional.