Publicación

Cuatro pilares de un gerente fuera de serie

10 de Febrero 2016
Executive Education INCAE

En un mundo tan cambiante, la necesidad de contar con líderes que sepan ajustarse al entorno y anticipar y aprovechar esos cambios se torna vital, pues es en ellos en quienes descansa buena parte del futuro de las empresas y del negocio como tal.
Convertirse en un gerente fuera de serie es entonces el gran reto de aquellos que buscan llevar de la mano a sus compañías hacia los desafíos el siglo XXI y salir airosos en el proceso.
Para tal fin es que se han determinado cuatro pilares que permiten definir a estos líderes del futuro:

El carácter y la integridad

Es sin duda el más importante de los cuatro puntos. Un líder fuera de serie toma decisiones con los intereses de la compañía como primera prioridad, cumple con sus compromisos y a partir de ahí desarrolla confianza y credibilidad, se conoce a sí mismo y practica el autoperfeccionamiento continuo.
Además, solicita y acepta la retroalimentación y por eso mismo es accesible a todos y trata a todos por igual, sin arrogancia, confiando en ellos y colaborando. Se rodea de los mejores y no necesariamente de los más simpáticos, persevera, lucha y tiene fortaleza emocional.

La capacidad Intelectual

Detrás del carácter viene la parte intelectual. Los buenos líderes deben tener sí o sí una buena intuición para los negocios, buscan el conocimiento del entorno local e internacional y lo analizan, lo mismo que con su industria y las tendencias de otras adyacentes y/o convergentes.
Está en un continuo proceso por fortalecer sus habilidades y capacidades personales en el área financiera. Un gerente fuera de serie es un experto en finanzas, porque el conocimiento de su negocio en números es absolutamente fundamental.
También entiende que la verdadera fuente de la innovación está en los demás: sus colaboradores, clientes y proveedores. Su rol consiste en establecer un mecanismo para captar esas ideas, procesarlas e innovar.

El enfoque en resultados

Los verdaderos líderes tienen visión empresarial y definen claramente la dirección a seguir, ya sea con o sin él. Tienen altos niveles de disciplina, valor, perseverancia y sentido común. Siempre coordina, retroalimenta, motiva y empodera.
Además, toma control de sus procesos operativos, diseña y controla sus variables críticas y se asegura que su gente también domine esos procesos. Sabe manejar el cambio con valentía y si es necesario es capaz de cuestionar valores, percepciones y expectativas; por eso mide todo, en especial los resultados.

Destrezas interpersonales

Finalmente un gerente fuera de serie escucha, no es sabio en su propia opinión. Dedica al menos un 30% de su tiempo efectivo a la gente, tiene las destrezas para desarrollar a su gente y la capacidad de crear equipos de trabajo efectivos y apoyarlos.
Reconoce que su éxito depende de otros y su liderazgo está sustentado en apoyar el liderazgo de los demás, por esa misma razón desarrolla líderes y se apoya en estos con la ilusión de que incluso lleguen a ser mejores que él, consciente de que le tocará liderar y otras veces ser liderado.

Extracto del webinar "Estrategias para ser un gerente fuera de serie", dictado por el profesor Esteban R. Brenes, Director Académico de nuestro Programa de Alta Gerencia, con la colaboración del Prof. Julio Sergio Ramírez.

OBSERVE EL WEBINAR