Publicación

Siete claves para desarrollar una comunicación asertiva

03 de Marzo 2016
Executive Education INCAE

La asertividad es la capacidad de expresar los sentimientos, ideas y opiniones de una manera libre, clara y sencilla, comunicándonos en el momento justo y a la persona indicada; aún más, es una conducta que nos permite defender los derechos de cada quien sin agredir ni ser agredidos.

Pero quizás lo más importante es que es el ingrediente que más contribuirá a ganarnos el respeto y la confianza necesaria para persuadir y convencer a cualquier audiencia.

La actual directora del Consejo Directivo de INCAE, María Eugenia Brizuela, expone las siete claves de la comunicación asertiva:
»Ser claro: Evite ambigüedades.
»Ser conciso: No decore la información, no le dé vueltas al asunto.
»Ser concreto: Evite abstracciones.
»Ser correcto: Incluya todo lo que se tiene que decir, aunque haya cosas que duelan. No pinte verdades a medias o diga mentiras blancas.
»Ser coherente: Los mensajes se pierden en el desorden, siempre hay que ofrecer un mensaje según un orden determinado.
»Ser completo: No prescinda de algo principal. No se trata de mentir, pero entienda que la omisión de un detalle pueda evitar una mejor comprensión de las circunstancias.
»Ser cortés: Evite la agresividad. El tono de voz es fundamental, al final es así es como se gana la receptividad del público.

"La asertividad se desarrolla siendo activos, directos y sinceros, negociando y comunicando una impresión de respeto por los demás, es ahí donde es tan importante escuchar"