Publicación

Alberto Padilla: “Los ejecutivos son mucho mejores después de un PAG”

14 de Marzo 2016
Executive Education INCAE

Cada vez que alguien se lo consulta, el reconocido periodista mexicano Alberto Padilla reconoce con orgullo que es parte de la familia Incaísta. Hace una década, el actual conductor del programa "Centroamérica Habla" del Canal CB24,  fue uno de los participantes del Programa de Alta Gerencia (PAG), de INCAE Business School.

Los conocimientos adquiridos le permitieron al entonces expresentador de la cadena CNN ampliar horizontes en su profesión y convertirse en una figura destacada del periodismo económico en América Latina.

Hoy, luego de muchos años de ejercicio profesional y profundas entrevistas con Presidentes, Jefes de Estado, Ministros, empresarios y líderes de negocios de distintas naciones, Padilla repasa la huella que dejó el PAG en su vida.

-¿Qué recuerdos guarda de su paso por las aulas de INCAE?

-La cantidad de relaciones muy cercanas de amistad que tuve con los compañeros del PAG, es estar un mes con unos compañeros e hicimos relaciones muy cercanas, muy perdurables, tanto que ahora en el 10 aniversario de nuestra graduación, nos vamos a reunir un gran número de nosotros. De un plumazo, de un mes de estudios, quedé con amigos en toda América Latina. A cualquier país que vaya tengo amigos y todos son mis compañeros del PAG.

-¿Qué representó el Programa de Alta Gerencia en su formación profesional y personal?

-El PAG normalmente no está dirigido a periodistas y yo era periodista en el área empresarial y economía, y mientras mi capacidad de periodista era lo que me hacía poder navegar en ese mundo de la economía, las finanzas y las empresas, me faltaba la base teórica, entonces yo quería lograr una mayor compenetración, un mayor entendimiento de lo que los empresarios y la gente está en ese campo está viviendo, por eso fue que decidí entrar al PAG.

-¿Cuáles son a su criterio los puntos altos del PAG?

-La calidad de los profesores, definitivo. Yo al INCAE ya lo tenía como referencia, como think tank, como casa de estudios, como casa de emisión de reportes y de informes, el conocer lo que producía INCAE como think tank fue lo que me llevó a estudiar ahí. Cada uno de los profesores, desde el primero hasta el último, son tremendos analistas.

-¿Cuánto de lo que se aprende en las aulas es realmente aplicable fuera de ellas?

-En mi caso, soy periodista y toda la vida me dediqué a eso. Yo saqué lo que fui a buscar al PAG, que era una mayor compenetración con mi mercado objetivo, empresarios y gente que trabaja en finanzas y economía, pude sentarme un poco más en sus sillas a raíz de eso. Claro que nunca he trabajado a nivel ejecutivo, pero estoy seguro de que quienes lo son, son mucho mejores ejecutivos después de un PAG.

-¿Cuán valioso resulta el networking que ofrece ser parte de la familia incaísta?

-¡Muchísimo! No solo a nivel social, porque me quedé con muchos y muy buenos amigos, pero son amigos en posiciones muy claves. Como ejemplo, un que no tiene nada que ver con el PAG me escribe y me dice 'Oye, estuve viendo en LinkedIn que eres amigo del director general de una minera de oro en Perú, y necesito hablar con él, contáctamelo'. Hice ese conecte ahí y hoy felizmente están haciendo negocio.