Noticia

Álvaro Salas: ¡No acepten nada distinto a la excelencia!

30 de Junio 2016
admin

Hace poco más de tres años Álvaro, su esposa Karla y su hija Valentina estaban celebrando un título como MBA de INCAE. Desde entonces, la vida de esta familia ha estado repleta de acontecimientos.

La infancia de Álvaro, nacido en San José de Costa Rica, no fue precisamente fácil. Desde pequeño le tocó pasar buena parte del tiempo sin su madre y junto a sus abuelas y tías. Su madre, sostén de hogar, tuvo que desempeñarse en diferentes fases como secretaria de una firma legal, chofer de bus y vendedora de zapatos.

Luego de que ella se casara por segunda vez, Alvaro se muda junto a su madre y su esposo a Curridabat, donde pasa su adolescencia.
Sus primeros años de colegio no fueron brillantes, de hecho ¡fue expulsado dos veces y en dos diferentes colegios! También frecuentaba la Ultra Morada (barra brava de fútbol), donde se metió en problemas en más de una ocasión. Esto es parte del aprendizaje que lleva sobre sus hombros y una demostración de cómo puede cambiarse un destino cuando las energías se canalizan adecuadamente.

Estas vivencias fueron forjando el carácter de Salas, quien es también bachiller en Relaciones Internacionales y Derecho, Master en Politica de Cornell y actualmente candidato a PhD de Maxwell Shool of Citizenship and Public Affair. Cómo nos dice: "son vivencias que da la calle y que no se aprenden en ninguna universidad".

Desde temprana edad soñó con tener la oportunidad de estudiar en una universidad prestigiosa y pensó en INCAE desde que estaba en el colegio. Sin embargo, llegar a realizarlo no fue precisamente fácil: "Tuve que asumir varios compromisos laborales (trabajaba en una firma de abogados y los fines de semana en un call center), deudas y ahorrar bastante. La Beca Líderes para el Cambio fue el eslabón que me llevó a tomar el riesgo calculado".

Lee la historia completa escrita por Leonardo Ivirma, de Incatraz, aquí.