Publicación

Tres competencias fundamentales en un directivo

12 de Enero 2017
Executive Education INCAE

El concepto de liderazgo en la actualidad dista mucho del que se tenía antes del inicio del siglo XXI. Ser un buen líder es algo que empieza dentro de la persona y desde ahí irradia hacia afuera. Comienza por liderarse a uno mismo, conocer las potencialidades y limitaciones de cada uno y, a partir de ahí, liderar a los demás; implica que un directivo sea capaz de autocontrolarse y autogobernarse y, con ello, ser un líder inspirador de otros.

“Es un modelo adaptado al siglo XXI de lo que fue en su momento, el modelo de Inteligencia Emocional, aportado por Daniel Goleman, que incluye el conocimiento de uno mismo, el dominio de uno mismo, la comprensión de los demás y la gestión de las relaciones”, explica Patricia Cauqui, profesora invitada de INCAE Business School.

“En el siglo XXI, este mapa de Goleman ha ganado un anillo más y es la obligación como directivo de no estar solamente atento al conocimiento de uno mismo y la comprensión de los demás, sino que le añadimos un tercer anillo: Organización y entorno”, añade.

Esta Inteligencia Emocional es 100% desarrollable en cada una de las personas y, además, la capacidad de mejorarla es superior con los años. A medida que vamos madurando somos más receptivos a modular nuestra capacidad de entender las emociones propias y ajenas.

¿Cuál es el condicionante para ser capaces de crecer emocionalmente como directivos?

“La clave es que el proceso de aprendizaje no sea solamente racional, dirigido al cerebro izquierdo, sino que vincule las emociones. Desde INCAE se busca que aquellos que dirigen una empresa u organización puedan desarrollar de manera efectiva esa inteligencia emocional, hacerlos reflexionar sobre quién quieren ser, qué les interesa en la vida, el legado que quieren dejar o la huella como directivo”, enfatiza Cauqui.

Ante este panorama, la profesora y coach profesional, recomienda tres competencias fundamentales que debe tener un directivo:

Autoconocimiento

“Lo importante en el autoconocimiento es que bucees hacia dentro de ti, que te cuestiones cosas, que reflexiones, que te hagas preguntas atípicas que en el día a día pasan por alto en las prisas, en el afán por llegar a todo. Una de las columnas o pilares claves de nuestra metodología es darte los elementos para que te conozcas mejor”.

Flexibilidad

“Se nos está pidiendo constantemente que seamos resilientes, capaces de adaptarnos a las circunstancias y claro que hay que hacerlo. Como directivo debes tomar decisiones distintas, te van a pedir que te adaptes a muchas cosas, pero no te puedes adaptar sin más, plegarte a las circunstancias, sino que tienes que generar adaptabilidad muy arraigada a tus valores. De lo contrario, serás una hoja que va de un lado a otro, en función del viento”.

Perspectiva sistémica

“Vivimos en un mundo en el que todo está cada vez más interconectado, por lo tanto, cuando se toman decisiones, debes tener la habilidad de no solo ver lo inmediato, lo que estás decidiendo en ese momento, sino tener la capacidad de elevarte y ver cómo todos los puntos están interconectados y cómo una decisión puede afectar muchas otras cosas que en ese momento no están presentes”.
 

Extracto del webinar: “Liderar en un mundo en cambio permanente”, impartido por la profesora Patricia Cauqui, directora del programa Comunicación de Alto Impacto de INCAE