Tres modelos definidos de emprendimiento

25 de Abril 2017
Anónimo

Por Hermes Solano

Con la constante innovación en los mercados actuales hay diferentes modelos de emprendimientos que muchos se están atreviendo a realizar y que están teniendo éxito alrededor del mundo. Concretar las ideas en un producto o servicio y lograr rentabilidad requiere de una serie de elementos que los emprendedores deben tener presente en cada uno de los pasos que dan.

Kenneth Morse, director académico del programa Selling To CEOs and Top Management, de INCAE, explica tres modelos de emprendimientos que se están utilizando en la actualidad.

Emprendimiento Tecnológico

Supone perseguir oportunidades en el espacio en blanco del ‘océano azul’; oportunidades que se abren a través de avances tecnológicos que antes eran irrealizables. Algunos ejemplos de este emprendimiento lo representan Watson con su primer teléfono, Edison con las bombillas, Ford con la fabricación de automóviles, Mitch Kapor con LOTUS 123, Larry Ellison con las bases de datos relacionales en Oracle y muchas más.

Emprendimiento de negocio
Innovar y emprender consiste en cambiar el juego creando nuevas oportunidades de negocio. ¿Cómo? Solucionando un problema del consumidor a través de una forma diferente de actuar. Un ejemplo de este modelo es Dell, que posibilitó un modelo de venta directa de PC para aquellos usuarios que ya sabían lo que querían (y que probablemente ya tenían un PC). Otro es Amazon con su aproximación 24/7 en la venta de productos y que ha cambiado por completo nuestra forma de comprar. Pero hay muchas más.

Emprendimiento geográfico
Son empresas que emergen rápidamente en los países. Estos aprenden rápido los modelos de negocio y tecnología innovadores que llegan del extranjero y los adaptan a su mercado local en función de las necesidades y requisitos de éste.

En la actualidad, los jóvenes emprendedores tecnológicos, que buscan llegar a nuevos mercados, necesitan saber cómo mejorar las ventas y la gestión de éstas. Al principio raramente son capaces de comercializar sus ideas rompedoras por sí mismos. Deben formar equipo con empresarios e intraemprendedores para llevar sus invenciones del laboratorio al mercado.

Los empresarios comprenden las necesidades de los clientes y tienen las capacidades de venta para que las invenciones encajen con las necesidades de los clientes. Saben que es preciso tener planes específicos para vender a sus clientes y que deben hacerse globales al principio del proceso de creación de la compañía.