Publicación

¿Cómo ser el CEO de un país completo?

18 de Mayo 2017
Executive Education INCAE

En los meses últimos de su mandato presidencial, en una conferencia en Carnegie Mellon, Barack Obama se permitió finalizar con uno de esos momentos de sinceridad con un auditorio, de intimidad con las personas que gobernó durante ocho años y de un punto justo de acidez para rechazar algunas de las críticas que se le hacían a su gestión. 

Quería decir que una cosa es ser CEO de una corporación y otra muy distinta es ser presidente de un país completo, al menos en un sistema de democracia.

“El gobierno no se puede dirigir como una empresa de Sillicon Valley porque, por definición, la democracia es desordenada. Este es un país grande y diverso, con muchos intereses y puntos de vista distintos. Y parte del trabajo del gobierno es lidiar con problemas que nadie quiere lidiar", explicaba despacio, pensando bien cada palabra, el gobernante más poderoso del mundo, al menos en la teoría.

"A veces hablo con CEOs, ellos me hablan sobre liderazgo y cómo hacen las cosas. Yo les digo: 'bueno, si todo lo que tuviera que hacer fuera un widget o desarrollar una aplicación para el teléfono y no tuviera que preocuparme porque los pobres puedan comprar esa aplicación pensaría que esas sugerencias son excelentes'", contó el presidente estadounidense.

Seguro que cientos de funcionarios públicos, de rangos medios o altos, se pueden sentir identificados. En Argentina ha habido en meses recientes controversia por la decisión del presidente Mauricio Macri de llevar a su gobierno a decenas y decenas de profesionales con un currículo construido todo en el sector privado. Otros países tampoco han escapado a la frase de algún político que considera necesario manejar a un país con una visión de gerente, como en una empresa privada.

Bueno, Obama no está de acuerdo ni lo están quienes ya vivieron la experiencia de estar en la administración pública. Lo comentan también notables participantes del Executive Program in Public Administration, que desarrolla INCAE Business School en colaboración con Georgetown University, para atender todas las necesidades de los líderes de la función pública.

Uno de ellos es Roberto Thompson, alcalde de Alajuela, segunda ciudad en importancia de Costa Rica. “Renovar conocimientos y compartir experiencias es importante para mejorar, sobre todo en la administración pública, porque normalmente nos concentramos en mejorar en el ámbito privado, pero en el sector público también hay un gran escenario para construir cosas nuevas. Este es un tema que requiere más conocimientos que el profesional, compartir muchas más experiencias”, contó el gobernante de uno de los cantones costarricenses de mayor progreso en años recientes.

Con él coincide Patricia Mata, Directora del Área de Oferta Pública de la Superintendencia General de Valores en Costa Rica. 

“Tengo casi 20 años de experiencia en la gestión pública y estoy convencida de que muchos de los problemas que aquejan a nuestros países tienen que ver con temas de gestión de liderazgo en la administración pública. Al Estado y a quienes estamos involucrados en su desempaño nos cuesta verlo como lo que realmente es: la empresa más grande de un país, que tiene muchísimo impacto en lo económico y en lo social”.

Parte de los desafíos en la administración pública es saber abstraerse de la espiral interna y mantener relaciones con agentes externos, tanto del sector estatal restante como del sector privado, así como organizaciones o comunidades extranjeras. Esa relación pasa también por una conexión humana, por el establecimiento de alianzas formales e informales y el desarrollo del networking. 

Es lo que destaca Eyda Varela de Chinchilla, viceministra de Finanzas del Gobierno de Panamá. “Me parece fabuloso que INCAE forme a los líderes futuros en el sector público. La experiencia es formidable, no solo la parte nueva de conocimientos de administración pública, de manejo de procesos, que ayudan a hacer más eficiente la recaudación de impuestos, por ejemplo, sino todo el networking que se desarrolla con personas de otros países que están experimentando vivencias en el sector público y permite conocer las mejores prácticas en otros lugares”.

Así es posible saber que en todo lado “se cuecen habas”, si se trata de administrar en la función pública, incluso del aparato estadounidense y de un líder con las cualidades de Obama, consciente de las prioridades ineludibles en gobierno. 

“A veces creemos en la comunidad científica, en la comunidad tecnológica, en las empresas de tecnología, que tenemos que saltear el sistema o crear una cultura y una sociedad paralela al gobierno porque está inherentemente destruido. Pero no, es sólo que el gobierno tiene que ocuparse, por ejemplo, de los veteranos de guerra que vuelven a casa (…) Eso no está en la hoja de sus balances, eso está en la hoja colectiva de nuestros balances, porque nosotros tenemos el objetivo sagrado de cuidar de esos veteranos. Y eso es difícil y es desordenado”, afirmó el exmandatario estadounidense.

-----------

Executive Program in Public Administration

Si desea impulsar el crecimiento de su institución y hacerla más competitiva, INCAE y McDonough School of Business de Georgetown University le ayudarán a lograrlo mediante una excelente gestión de la administración pública.
Próxima edición: 18 de junio, 2018.

Más información

-----------

Lo más leído