Publicación

El sector financiero de Centroamérica en el 2017

23 de Mayo 2017
Executive Education INCAE

Los sistemas bancarios de Centroamérica se mantendrán estables en 2017, con cambios leves en crecimiento y desempeño financiero, según revela el Informe de Perspectiva 2017, elaborado por Fitch Ratings.

“Las calificaciones de la mayor parte de los bancos en la región tienen una Perspectiva Estable, lo que refleja que el perfil crediticio de éstos no tendrá cambios relevantes”, indica la agencia.

No obstante, Fitch sostiene que la gestión de los riesgos no financieros ha incrementado su importancia en la industria bancaria de la región. Al respecto, fundamenta: “Eventos recientes asociados a alegaciones por lavado de dinero o actos ilícitos por parte de instituciones o ejecutivos bancarios, en Guatemala, Honduras y Panamá, demuestran que los controles de riesgo y los estándares de gobierno corporativo todavía tienen debilidades importantes en algunas entidades”.

Si bien Fitch destaca que estos eventos tienen poca predictibilidad, las investigaciones judiciales en curso a exfuncionarios públicos en algunos países indican que podrían surgir eventos nuevos en 2017.

Respecto al desempeño esperado, Fitch indica que los sistemas bancarios mantendrán la tendencia de rentabilidad en 2017, pero el nivel de estas variará entre los países. Los bancos nicaragüenses y dominicanos sostendrán una buena rentabilidad mientras que los bancos panameños, salvadoreños y guatemaltecos estarán por detrás de sus pares.

Costa Rica

La rentabilidad de la banca costarricense se mantendrá presionada durante 2017, afectada por los ajustes en la metodología de cálculo de la tasa de interés de referencia en colones, implementados por el Banco Central en 2016, junto con los requerimientos adicionales de provisiones por deterioro de préstamos.

Entre los riesgos que enfrenta el sistema bancario tico, Fitch alerta sobre la “exposición alta en dólares”. En opinión de Fitch, una devaluación superior a la esperada podría detonar un deterioro en la calidad de los préstamos denominados en dólares, a la vez que variaría la relación de préstamos sobre depósitos en moneda extranjera. El riesgo de crédito derivado de variaciones en el tipo de cambio continúa siendo mayor para los bancos privados, cuyas operaciones están denominadas principalmente en dólares y no están colocadas en clientes generadores de dicha moneda.

El Salvador

La rentabilidad de la banca salvadoreña continuará presionada por el margen de interés decreciente y costos crediticios altos. En particular Fitch sostiene que “el margen de interés neto de la industria muy probablemente decrecerá, presionado por la competencia persistente por depósitos y préstamos”. La “exposición creciente al riesgo soberano” es el mayor riesgo que identifica la agencia para el sistema bancario de este país.

Guatemala

Para la banca de este país, Fitch anticipa tres factores claves: desaceleración en el crecimiento, rentabilidad baja y morosidad creciente. “Los bancos guatemaltecos continuarán mostrando uno de los mejores niveles de calidad crediticia dentro de la región, pero la morosidad seguirá sosteniendo su tendencia al alza de los últimos años”. 

Honduras

Fitch espera que el crecimiento crediticio continúe siendo moderado en el 2017, un año electoral, impulsado por la disminución en las tasas de interés y el crecimiento menor de préstamos corporativos. Con base en las proyecciones oficiales (banco central) de crecimiento económico para 2017, Fitch estima un crecimiento crediticio cercano al 10%. En opinión de Fitch, los niveles de capital y liquidez de la banca hondureña se mantendrán estables. “La capacidad de absorción de pérdidas de los bancos seguirá siendo buena. Esta se refleja en su índice de adecuación de capital que, en promedio, es superior a 13%”.

Nicaragua

El sector bancario de Nicaragua posee “niveles buenos” de rentabilidad, los que estima se mantendrán similares a 2017, influenciados por un entorno económico positivo (crecimiento de hasta 4%). La industria financiera de Nicaragua es la más pequeña de Centroamérica. En ese contexto, Fitch considera que las tasas altas de crecimiento observadas en los últimos años presentarán reducciones ligeras: las estima entre 15% y 20%.

Panamá

Fitch considera que los eventos de 2016 han dado forma a la tendencia de Panamá para los próximos años. “En 2017, el riesgo reputacional y conductual continuará como una preocupación central tanto para los participantes del sector financiero como para los reguladores”, señala el informe. Entre las preocupaciones para el sistema bancario de este país, menciona “la reducción de acceso a fuentes internacionales y al fondeo mayorista”. También apunta una desaceleración del crecimiento: “La economía aún tendrá un desempeño sólido, pero su dinamismo menor conllevará un crecimiento crediticio más prudente, mientras que algunos cambios en la ponderación de activos y márgenes más bajos hacen menos atractivos a algunos segmentos de créditos y desincentivan la colocación”, concluye la agencia.


Gestión de Riesgo en Instituciones Financieras

Fortalecer el Gobierno Corporativo de su empresa y evitar la incertidumbre que le puede generar la falta de solvencia económica, es el objetivo que INCAE se trazó para usted con este programa de Gestión de Riesgos.
Próxima edición: 24 de julio, 2017.

Más información

Lo más leído