El secreto de las grandes empresas para tener trabajadores felices | Maestrías INCAE
Publicación

El secreto de las grandes empresas para tener trabajadores felices

08 de Septiembre 2017
Eugenio Ingenio

Si tuvieras que escoger trabajar en Google, Apple o Hewlett- Packard, ¿sabrías cuál elegir?

En Silicon Valley se encuentran esas y muchas más grandes empresas tecnológicas, las cuales compiten constantemente por atraer el mejor talento. Durante mi visita, como parte de la gira del Global MBA de INCAE, me impresionaron las medidas que utilizan para mantener feliz a su equipo.

Lo cierto es que el recurso humano es vital dentro de todas las organizaciones y un equipo comprometido optimiza el rendimiento. Esto fue lo que observé durante mi gira:

1. Entienden a las diferentes generaciones, sin estereotipar.

Las organizaciones suelen ser una mezcla de diferentes generaciones y cada una de ellas tiene motivaciones distintas. En Globant, una empresa de origen argentino que ha sabido alcanzar el éxito en Silicon Valley, el 80% de sus empleados actuales son millennials, por lo cual han adaptado sus oficinas para que pueden trabajar y entretenerse al mismo tiempo.

Organizan campeonatos de FIFA en PlayStation y han comprobado que esto les hace cumplir mejor con sus tareas. También han identificado que muchos de sus jóvenes quieren ser CEOs y emprendedores, por lo cual financian iniciativas emprendedoras a nivel interno.

2. Se enfocan en ser líderes que inspiran

No se trata de dar órdenes sino de inspirar. Forman líderes que guían y dirigen a su equipo para alcanzar un propósito común, a quienes se le siga por cuenta propia y no por imposición.

Asimismo, se aseguran que el personal se sienta valorado y escuchado. En Google regularmente se realizan sondeos para conocer la opinión que tienen las personas de sus gerentes. Por ejemplo, todos los viernes se hace un forum con los miembros del equipo y cuentan con diversos medios para comunicar sus ideas. Todos tienen acceso a Google+ conversations y correos directos a cualquier líder en la empresa; demostrando que sin importar el rango que ostenten en la compañía, son muy accesibles y están dispuestos a recibir feedback.

3. Trabajan en equipo

La colaboración es la clave en Silicon Valley, por eso invierten en ambientes que la promuevan. Pero van más allá de oficinas abiertas y mesas de ping pong, se trata de una cultura en la que equipos muy diversos se organizan para trabajar juntos en proyectos específicos, sin importar si son de departamentos distintos o hacen funciones diferentes.

En Hewlett Packard implementan equipos virtuales donde conectan a diferentes profesionales alrededor del mundo y en sus oficinas, están emergiendo con fuerza los equipos multiculturales, con el fin de enfocar sus productos y servicios hacia la satisfacción de una población diversa.

En el caso de Globant, cada año realizan una reestructuración donde parte de los cambios es mover a los empleados a nuevos departamentos, así aprovechan los conocimientos previos en nuevas tareas y brindan la oportunidad de aprender sobre diversas áreas. Estas oportunidades permiten el descubrimiento de nuevos talentos en la empresa y hacen que los colaboradores crezcan profesionalmente.

4. La innovación es la constante

Tradicionalmente, el objetivo de cualquier empresa era ser productiva; pero en Silicon Valley hay un enfoque hacia la innovación, pues se piensa que los buenos resultados en productividad llegan por sí solos cuando existe innovación.

Una frase en una pared en las oficinas de Facebook resume la actitud: “Hecho es mejor que perfecto”, donde se hace referencia a la importancia de estar creando cosas nuevas todo el tiempo. Al innovar, las personas se mantienen en aprendizaje continuo y se sienten motivados a crear cada día más y mejores cosas.

5. Impactan la vida de los demás

Más allá de un buen salario, de obtener alimentación tipo buffet 24/7 y contar con salas de juego en las oficinas, los trabajadores de Silicon Valley buscan hacer el mejor trabajo de sus vidas y generar impacto en el mundo. Quieren contribuir al planeta ofreciendo productos y servicios que signifiquen un cambio en la vida de las personas, al mismo tiempo que ayudan al medio ambiente y contribuyen a la sociedad. No se trata solo de trabajar por cobrar un cheque, sino que existe una motivación mayor detrás:  mejorar el mundo.

Sin duda alguna, Silicon Valley ha creado una cultura propia, que se siente al llegar, no solo en las oficinas, sino en las cafeterías y en la calle. Gran parte del éxito recae en la satisfacción del activo más importante de una organización: su gente. Como futuros gerentes, directores o emprendedores, debemos asegurarnos que podemos liderar grupos motivados y  aprender de aquellos que lo están haciendo bien se vuelve algo obligatorio.

Según estudios del Centro de Competitividad de la Universidad de Warwick, los estados de felicidad y motivación influyen en los incrementos de la productividad de los empleados hasta en un 20%. Así que, si deseamos apostar por una Latinoamérica más próspera y competitiva, impulsar la creatividad de los empleados y velar por una buena cultura organizacional, se convierten en metas por excelencia