Lo que apliqué y lo que aprendí al buscar MCP | Maestrías INCAE
Publicación

Lo que apliqué y lo que aprendí al buscar MCP

06 de Octubre 2017
Gabriel Carvajal Z.

Buscar MCP (Management Consulting Project) es una actividad que rememora la búsqueda de trabajo. En mi caso particular, tenía varios años de no estar en esa posición, por lo que estaba algo herrumbrado en ese aspecto. Dado que en los próximos meses un grupo grande de ustedes va a emprender ese proceso, quisiera compartirles un poco de mi experiencia y por qué no, hasta dar algunos consejos.

1) El equipo de trabajo

La selección debe ser algo más que ir con el compañero de CAE, el que vive en la casita o la persona que se sienta a la par en el aula. Busque un grupo donde (1) se sienta cómodo exponiendo sus opiniones, para que la conversación sea fluida y dé lugar a mejores soluciones, (2) donde los conocimientos de cada miembro complementen a los demás, pues piense que el grupo debe ser atractivo para la empresa y (3) de ser posible que los objetivos particulares de cada uno estén alineados, esto incluye los países que les interesan y las posibles industrias. Piense que si estos temas no se hablan, se puede terminar con un miembro que quiere trabajar en una empresa pequeña, otro en una multinacional y uno más hacer el proyecto en la ONG de un conocido.

2) El CV y la presentación del equipo

 INCAE insiste mucho en este aspecto. Vale la pena que los currículos de los miembros tengan un formato similar. Aquí mi recomendación es que si se postula a un proyecto, se adecúe una presentación a la empresa para que expliquen, cómo las habilidades de cada miembro ayudarán a la empresa y en qué temas el equipo cree que es más valioso enfocarse. Según la guía que da INCAE, el MCP se puede hacer en hasta quince temas. Por ello, mejor al tener contacto con la empresa y ver los problemas que tienen, hacerles sólo unas tres sugerencias. Esto ayudará al equipo a ofrecer temas en que se sienten cómodos y a la empresa a tener una expectativa real desde un inicio.

3) Los contactos 

Un tercer punto, es que el grupo haga el autoexamen de pensar a quiénes conocen que puedan tener proyectos para MCP. Tomen en cuenta aquí si esos contactos tienen poder de decisión. El presupuesto que las empresas deben destinar para esto, es cercano a los veinte mil dólares, así que, según el perfil de la empresa puede ser un director quien tenga que aprobarlo o hasta el CEO. Es mejor pensar si debe contactar a alguien de menos confianza pero con un cargo más alto versus el amigo gerente que tal vez no tenga ese poder, lo que irá en detrimento de la velocidad de decisión.

4) El momento idóneo

¿Cuándo es el momento adecuado para empezar a buscar? Esta pregunta tiene dos aristas. Por un lado, tome en cuenta que si se comienza a buscar muy antes, no va a saber qué temas faltan por ver en los cursos más avanzados. Así, podrían ofrecer una oportunidad que no se sabe si se podrá cumplir, o por el contrario, no se podrán sugerir un servicios porque la empresa necesita algo que aún no se tiene conocimiento, pero que sí está en el plan que va a aprender.

Desde la perspectiva de la empresa, el tiempo también puede ser determinante. Traten de entender desde el inicio de las conversaciones: si la empresa va a definir rápido o no el alcance, el tiempo que va a tardar en recibir aprobación y si este proceso es nuevo para ellos o no. Esto influirá en la cantidad de reuniones que se van a necesitar, qué tan seguido deben mantener contacto (1 ó 2 veces por semana por ej.), las semanas que se va a tardar en firmar contrato y sobretodo en si la empresa va a estar lista para el momento que se debe iniciar con el pre-work y la entrega de información. Se debe fijar un cronograma cuando se inicia el contacto basado en estas variables, para ver si es bueno seguir una opción o descartarla pues no va a madurar a tiempo.

5) No se desespere

Precisamente ese es uno de los temas más importantes. No desesperen si al inicio ningún conocido da una opción real, si una idea se cancela luego de un poco de conversación o si faltan un par de meses y aún no tienen una buena alternativa. Si el equipo sabe lo que quiere, le da seguimiento a las opciones que le interesan (en otras palabras, no postulen a un proyecto que no les interesa) y mantiene fechas para tomar decisiones, el camino les será más fácil.

Sobre este último punto quiero hacer especial énfasis, el camino es sencillo si el equipo tiene compromisos internamente. Temas como autoimponerse fechas, dónde van a buscar empresas interesadas, si están de acuerdo en estar negociando varias alternativas a la vez o no (si la respuesta es sí, lo mejor es que las firmas involucradas lo sepan y así ellas podrían acelerar la decisión, cualquiera que fuese) y si tienen varias alternativas cómo van a elegir el proyecto que ejecutarán.

La anterior no pretende ser una lista exhaustiva, pero dará ventaja ponerse a pensar en estos temas antes de emprender la búsqueda. Hay otros temas que no incluí aquí, como cuál formato de CV es mejor, qué incluir en el contrato de consultoría, cómo expresarse de la mejor manera frente al cliente, qué hacer si la empresa les pide un acuerdo de confidencialidad o cómo descubrir qué temas te interesa más. Para estos casos: INCAE, un profesor con quien tenga confianza o el coach te pueden ser de ayuda. Aprovecha también estos recursos.

Muchos éxitos en los primeros pasos de este proceso.

* El agradecimiento a Alina, Felipe y Oscar que me ayudaron a completar los consejos más importantes.

Este artículo fue orginialmente publicado en la revista INCATRAZ. 

Lo más leído