Publicación

Cinco pasos para elevar la inteligencia de una empresa

02 de Noviembre 2017
Executive Education INCAE

Para tener éxito a largo plazo, las empresas necesitan crear algún tipo de ventaja competitiva sostenible y sacar partido de ella. Esta ventaja puede derivar de fuentes tradicionales, como los menores costes de la producción o la compra a escala, empleados altamente motivados o líderes estratégicos visionarios.

Pero, en la economía del conocimiento, las ventajas estratégicas dependerán, cada vez más, de la capacidad compartida para realizar mejores juicios y elecciones.

Las empresas inteligentes de hoy están siendo moldeadas por dos fuerzas distintas: la creciente potencia de los ordenadores y el Big Data y nuestra creciente comprensión de los razonamientos, decisiones y elecciones humanas.

¿Cómo combinar la inteligencia humana con los conocimientos que aporta la tecnología para tomar decisiones más inteligentes ante incertidumbres y dificultades?

Para ayudar a su organización a obtener una ventaja acumulativa en los negocios, hemos identificado cinco capacidades estratégicas que las empresas inteligentes pueden utilizar para superar a la competencia mediante un mejor juicio y decisiones acertadas.

1. Encontrar la ventaja estratégica

El punto de partida para convertirse en una empresa inteligente es saber priorizar, asignar el esfuerzo analítico donde más compense, el punto exacto donde los datos duros se mezclan productivamente con el juicio blando. Ese punto óptimo radica en combinar las fortalezas de los ordenadores y los algoritmos con el juicio humano experto y el cuestionamiento acertado.

Crear una empresa realmente inteligente no es ni rápido ni sencillo y suele implicar recomendaciones que parecen ajenas al sentido común. Pocas empresas han sido capaces de convertir estas ideas en prácticas transformadoras que hagan que su negocio sea mucho más inteligente. 

Al mismo tiempo, rara vez se les pide a los equipos ejecutivos que avanzan opiniones que las defiendan en profundidad. En la mayoría de los casos, los resultados de los juicios o decisiones rara vez se contrastan con los supuestos iniciales. Hay una clara oportunidad de elevar el “coeficiente intelectual” de una empresa tanto mediante la mejora de los procesos de toma de decisiones empresariales como aprovechando los datos y las herramientas tecnológicas.

2. Participar en torneos de predicción

Un método prometedor para ofrecer mejores pronósticos empresariales consiste en el empleo de lo que se conoce como “torneos de predicción”, para hacer aflorar a las personas y los planteamientos que ofrecen los mejores juicios en un determinado terreno. La idea de un torneo de predicción es animar a sus participantes a predecir lo que piensan que va a ocurrir, traducir sus valoraciones en probabilidades y, luego, realizar el seguimiento de qué predicciones resultaron ser más exactas. 

Cuatro factores clave aparecieron como cruciales para las predicciones exitosas: 

- Identificar las cualidades de los analistas, como su curiosidad, apertura mental y voluntad de cultivar el pronóstico como una habilidad. 

- Entrenar a las personas en técnicas que eviten los sesgos cognitivos comunes, como el exceso de confianza o la sobrevaloración de los indicios preferidos.

- Crear ambientes de trabajo estimulantes que alienten a los mejores a comprometerse en un trabajo colaborativo y evitar el pensamiento de grupo

- Idear mejores métodos estadísticos para extraer sabiduría de la gente; por ejemplo, dando más peso a los analistas con puntos de vista más amplios.

3. Imitar a los expertos 

Otra forma de crear una empresa más inteligente es inspirarse en los conocimientos de los empleados expertos para que puedan ser aprovechados de manera más efectiva. 

Hace años, cuando los bancos aplicaron modelos informáticos para responsables de préstamos, pocos creían que un modelo simplificado de sus estimaciones profesionales pudiera hacer mejores predicciones que los propios responsables. 

Su explicación era que los préstamos a clientes contenían muchos factores subjetivos que solo los responsables de préstamos con más tablas podían evaluar adecuadamente, de modo que se generó gran escepticismo acerca de si destilar la experiencia intuitiva en una simple fórmula podría ayudar a las nuevas generaciones de responsables de créditos a aprender más rápido. Pero aquí, también, los modelos funcionaban mejor que la mayoría de los expertos en préstamos. 

A pesar de que suelen poseer un profundo conocimiento de los temas, a menudo no hacen buenas predicciones, porque la sabiduría se mezcla con el llamado “ruido aleatorio”. Sin embargo, los seres humanos son muy asertivos al momento de evaluar las variables predictivas y decidir cuándo el modelo está caducado.

4. Experimentar con inteligencia artificial

El remuestreo utiliza un enfoque sencillo de entrada-salida para generar un modelo de la pericia sin ahondar en los modelos de procesamiento del razonamiento humano. De acuerdo con esto, el remuestreo puede ser aumentado por las tecnologías de inteligencia artificial que permiten relaciones más complejas entre las variables extraídas e las percepciones humanas o de la minería de conjuntos de macrodatos.

Los seres humanos simplifican la complejidad del mundo que los rodea mediante el uso de diversos mecanismos cognitivos, como la búsqueda de patrones y la narración de historias, pero está el riesgo de que los seres humanos queden atrapados en sus propias historias iniciales y empiecen a valorar las evidencias de confirmación de forma más favorable que la información que no se ajusta a sus narraciones internas.

Las empresas deben seguir de cerca el desarrollo de las aplicaciones de inteligencia artificial para determinar qué aspectos son más dignos de ser adoptados y adaptados en su industria.

5. Cambiar el funcionamiento de la empresa

Los sistemas de apoyo más potentes a la decisión son los híbridos, que fusionan múltiples tecnologías. Estas ayudas a la decisión serán cada vez más comunes, extendiéndose más allá de aplicaciones más limitadas, tales como la predicción

de ventas, para proporcionar una base para sistemas más amplios, como el superordenador Watson de IBM, que, entre otras cosas, ayuda a los médicos a hacer

diagnósticos médicos complejos. 

A medida que las máquinas se vuelvan más sofisticadas, los seres humanos y las empresas también avanzarán. Para eliminar el ruido excesivo que a menudo socava, en muchas empresas, el juicio humano y amplificar las señales que realmente importan recomendamos dos estrategias: 

- Llevar un registro de las predicciones para cotejarlas después contra resultados.

- El seguimiento de los registros puede ayudar a determinar su “capital de reputación”.

---------------------------

Extracto del artículo “La creación de una empresa más inteligente", publicado en Harvard Business Review por los investigadores Paul J. H Schoemaker y Phillip E. Tetlock.

---------------------------

Las mejores maestrías ejecutivas de América Latina

Diseñadas para ajustarse a las necesidades de tiempo e inversión de los profesionales de hoy, nuestras maestrías ejecutivas ofrecen educación de vanguardia impartida por la mejor Facultad de la región y potenciada por alianzas con varias de las escuelas de negocios más prestigiosas del mundo. Viva, junto con los ejecutivos de alto nivel de Latinoamérica, una experiencia transformadora.

Más información

---------------------------