Publicación

Jefe: ¡Enséñeme a ganar!

03 de Noviembre 2017
Executive Education INCAE

En el deporte y en la empresa, lo que más aprecian los miembros de un equipo es que sus directores los lleven a la cumbre, a lograr los objetivos, a convertirse en una organización con alma ganadora. Todo líder desea lo mismo; entonces, ¿por qué a algunos les cuesta alcanzar ese nivel y otros jamás trascienden?, ¿qué hacen los que sí impactan positivamente a sus jugadores o colaboradores?

Ambiente lúdico: “Enseñar no es transferir conocimiento, sino crear posibilidades para su producción o creación”, señala Paulo Freire. Si la atmósfera en el equipo es agradable, el aprendizaje es más profundo y rápido por la receptividad de los aprendices. Es difícil que haya avances e innovación en un ambiente tenso, en el que prevalecen la actitud defensiva y la excesiva precaución ante eventuales errores. Los líderes saben que la determinación para mejorar requiere del deseo genuino de hacerlo y no de una tensa e insostenible obligación.

Relación y credibilidad mutua: Las lecciones más perdurables se reciben de personas admiradas y respetadas. Por lo tanto, la calidad técnica y el prestigio moral del jefe han de estar en equilibrio. El profesionalismo y la capacidad de trabajo de los miembros del equipo deben ser evidentes, para que los requerimientos y los retos del líder sean aceptados con comprensión. Mientras persista el respeto en ambos sentidos, el proceso de aprendizaje mantiene su ritmo y su rumbo.

Dosificación: Es natural que el jefe quiera ver perfección y resultados a corto plazo; pero si no dosifica su enseñanza terminará abrumando y enredando a sus colaboradores. Los conocimientos que se desean inculcar requieren sabiduría al momento de trasladarlos al equipo. Si los miembros de la organización tienen la oportunidad de preguntar y de practicarlos poco a poco, entonces el aprendizaje será acelerado y sostenible. Al respecto, Platón advierte: “El que aprende y aprende y no practica lo que sabe, es como el que ara y ara y no siembra.” Hacer, reflexionar sobre lo actuado, aprender lecciones de esa combinación y aplicarlas, sistematizadamente, son cuatro pasos que constituyen una inacabable espiral de aprendizaje.

Medición de doble vía: Tanto el enseñar como el aprender se maximizan cuando hay medición y corrección del jefe hacia el equipo y de este hacia el jefe. ¿Cómo evalúan su trabajo quienes dirigen equipos, si no aceptan con humildad la evaluación y los consejos de sus colaboradores? Mientras el maestro se mantenga aprendiendo sus discípulos seguirán creciendo. ¿Cómo motivarse mutuamente a superarse? Confrontándose con datos acerca de su rendimiento; pocas acciones desafían más a las personas que la medición y el deseo de superar números propios.

Desaprender: “Desde que mi jefe empezó a cambiar, todos aprendemos más”, aportan muchos miembros de equipos con rendimientos crecientes. Persistir en los mismos errores del pasado o en las prácticas que afectan las relaciones, debido al poco tacto, aniquila la voluntad para recibir orientación. El escritor Alvin Toffler lo expone así: “Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino los que no puedan aprender, desaprender y reaprender.”

El éxito de una organización es proporcional a su habilidad para reinventarse cada vez que sea necesario. Los líderes que más conducen a sus equipos hacia la cumbre son aquellos que inspiran, que tocan el alma de sus dirigidos, que enseñan más para la vida que para el día siguiente; aquellos que, con su ejemplo, desatan la pasión y descubren el modo de ganar. ¿Es usted uno de ellos?
 


Gerencia con Liderazgo

¿Es un buen gerente, pero le falta esa dosis de liderazgo crucial para que sus equipos de trabajo brillen dentro de la organización? Con una reconocida trayectoria, este programa le ayudará a gestionarse usted mismo para alcanzar resultados sorprendentes. La experiencia de Gerencia con Liderazgo está orientada a estimular la reflexión, el aprendizaje y la acción sobre los factores que determinan la efectividad individual en la organización. 
Próxima edición: 27 de noviembre, 2017. Costa Rica. 

Más información


¿Cómo gerenciar la fuerza de ventas para ser más exitoso?

INCAE Business School le da la posibilidad de alcanzar la eficiencia de los gerentes o ejecutivos a través de una mejor comprensión de las relaciones entre la estrategia, la gerencia de ventas y las medidas de ejecutoria. Adquiera las herramientas necesarias para impulsar la fuerza de ventas de su compañía, mediante la motivación, el liderazgo y la búsqueda constante de sinergias en la cadena de valor. 
Próxima edición: 13 de noviembre, 2017. Guatemala. 

Más información