Machine learning: ¿qué es y por qué importa? | Maestrías INCAE
Publicación

Machine learning: ¿qué es y por qué importa?

17 de Noviembre 2017
Arturo Boquín, estudiante MBA

No hay duda alguna que Machine Learning está en el top de la de las tecnologías emergentes, y es uno de los temas más populares actualmente, pero muy pocas personas verdaderamente lo entienden, y son pocos los que realmente lo hacen.

Es tanta la polémica con este tema que para los que están en esta industria se hizo muy popular el chiste de: “Machine Learning es como el sexo en la adolescencia; todo mundo habla de ello, pero nadie realmente lo hace”, y este es verdaderamente el caso.

Pero ¿Qué es en realidad machine learning?

Es un método de análisis de datos que automatiza el proceso de construcción de modelos. Lo que hace es utilizar algoritmos que aprenden de forma iterativa de los datos y les permite a las computadoras encontrar insights relevantes sin necesariamente haber sido programadas explícitamente para ello. Dicho en palabras mundanas, es “meterle” muchos datos a una computadora (de forma ordenada), para que aprenda de ellos, y encuentre patrones para predecir o determinar eventos.

Y ¿de dónde sale este término?

Originalmente el aprendizaje de máquinas estaba vinculado a la inteligencia artificial, y cuando escuchábamos esa expresión lo que imaginábamos son robots inteligentes apoderándose de la humanidad (Terminator ¿les suena?), pero en realidad machine learning nació del reconocimiento de patrones y de la teoría que las computadoras pueden aprender sin ser programadas para realizar tareas específicas.

Pero si este término no es nuevo ¿por qué se ha vuelto tan popular? El resurgimiento en el interés en machine learning se debe a los mismos factores que han hecho la minería de datos y análisis Bayesiano más popular que nunca. Tendencias, como volúmenes crecientes de información y variedad de datos disponibles, capacidad de procesamiento computacional más potente, más barata, y almacenamiento de datos asequible.

Todos estos factores tienen como resultado la posibilidad producir de forma rápida y automática modelos que pueden analizar bases de datos grandes y complejas, y ofrecer resultados más precisos, incluso a gran escala. Y mediante la construcción de este tipo de modelos, una empresa u organización tiene la posibilidad de tomar mejores decisiones.

La aplicación de Machine Learning en las empresas nos permite predecir el comportamiento de compra de los consumidores e incrementar la probabilidad de consumo, los niveles de satisfacción del cliente, hacer campañas de mercadeo más eficientes, entre otras aplicaciones. Por primera vez en la historia estamos hablando de literalmente dar masivamente a los clientes un trato personalizado.

Y ¿qué si les dijera que además podemos predecir ‘’accidentes naturales”? Tal como los incendios. Hoy en día existen muchas aplicaciones de machine learning que se alimentan de mapas geográficos, fechas, datos climatológicos, históricos y en función de eso calcula un mapa de probabilidad de incendio por zonas, permitiéndole a las autoridades tomar medidas preventivas en las zonas de mayor riesgo.

Existen aplicaciones para casi todas las ciencias del conocimiento, lo único que necesitamos son datos. Esto verdaderamente implica una revolución, y se abre un nuevo mundo de posibilidades. Aplicaciones de Machine Learning (usadas por el lado bueno de la fuerza) nos pueden ayudar a prevenir la evasión fiscal, el lavado de activos, los crímenes cibernéticos, mejorar la seguridad de la información, prevenir el fraude entre otros.

Y esto es algo que ya forma parte de nuestras vidas actualmente. Las aplicaciones de machine learning son las culpables de los correos de recomendación que nos manda Amazon, y las sugerencias que nos hace mientras realizamos una compra. También cuando usamos los asistentes inteligentes como Siri o Google Now, o cuando nos mandan promociones personalizadas.

Y esto no termina acá, en el futuro estaremos rodeados de aplicaciones de Machine Learning, va ser una verdadera locura, carros inteligentes que se conducen solos, botones de Amazon fresh por toda nuestra casa para que se realicen las compras del hogar automáticas, miles de negocios de plataforma, omnichannel en todas las empresas, y muchas máquinas haciendo cosas automáticas (de repente ¿no suena tan lejano lo de Terminator no?).

Este fenómeno es inminente, y no ganamos nada siendo incrédulos o entrando en negación. De hecho, es nuestra oportunidad para ser parte de la ola de cambio y dirigir la transformación digital en las empresas, buscando monetizar las oportunidades que esta tecnología nos ofrece. Desde mi punto de vista, en este momento sólo hay dos opciones, ser parte del cambio ahora y disfrutar de los beneficios, o sumarnos después y pagar el precio por ello.

Este artículo se publicó originalmente en la revista INCATRAZ
 

Suscríbase a nuestro blog