El poder del miedo | Maestrías INCAE
Publicación

El poder del miedo

16 de Enero 2018
Ana Menspira

El miedo usualmente es visto como algo negativo, desde pequeños escuchamos frases como “no te asustes” o “no deberías tenerle miedo a esto o aquello”. Pero, ¿qué tal si se equivocan?

Es válido sentir miedo y a veces creo que, ¡hay que sentirlo de verdad! Porque el miedo puede ser motivación, creatividad, guía y hasta un catalizador para alcanzar tus metas y llegar lejos; todo depende de cómo lidiamos con él. Así que, ¿cómo abrazarlo cuando aparece?

1. Ten una actitud positiva

Solo tú decides si el miedo será una piedra en el camino y la causa para echarse a morir, o si se convertirá en el impulso para salir de esa zona de confort. Tener pensamientos negativos te puede abrumar y generar ansiedad, te alejará de la meta y hará que superar el miedo se convierta en una tarea imposible.

2. Da pasos de bebé

El miedo no se vence de la noche a la mañana, sé paciente contigo mismo y celebra cada avance como si fuera una gran victoria.

Por ejemplo, actualmente muchas personas se están atreviendo a emprender y eso es algo que asusta; si te genera mucho miedo, la clave es hacerlo poco a poco. Empieza por desarrollar tu idea y plan de negocios. Una vez que lo has logrado, puedes dedicarte a buscar contactos y así sucesivamente.

3. Prepárate para enfrentarlo

Quizás ya tienes la actitud correcta y estás decidido a superar tu miedo, pero necesitas prepararte para poder hacerle frente.

¿Te asusta dar el paso de irte a vivir a otro país? Puedes investigar sobre la cultura, conocer locales, hablar con personas que hayan pasado por lo mismo o incluso tomar cursos para aprender el idioma.  Lo primordial es tomar la decisión de actuar y no quedarse con los brazos cruzados esperando a que el miedo te golpee, sin contar con herramientas para encararlo.

4. Conoce tus “porqués”

Descubrir por qué tomas ciertas decisiones y tener claro tu motivación es esencial. Si no tienes una razón de peso detrás de tus acciones, será muy fácil que el miedo logre vencerte.

En cambio, cuando tienes un propósito, este se convierte en tu fuerza para lograr cualquier cosa. Por eso es importante que reflexiones sobre aquello que te mueve y seas capaz de ver más allá del miedo, definiendo los posibles beneficios que recibirás si lo superas.

Hay que estar claros en que el miedo no es el enemigo. No podemos evitar sentirlo, así que la mejor solución es verlo como un reto en el camino que nos toca recorrer. Usualmente suele ser antesala del éxito, pues termina siendo ese empujón que necesitamos para lograr grandes cosas.

   
Etiquetas:
, toma de decisiones,