Para ti, hacer un MBA ¿es una decisión inteligente? | Maestrías INCAE
Publicación

Para ti, hacer un MBA ¿es una decisión inteligente?

06 de Abril 2018
Paola Vides

Cuatro pasos que yo evalué

Debido a labor que realizo en INCAE, todos los días apoyo a personas que así como tú, deben tomar decisiones importantes de diferentes tipos, una de ellas es la decisión de estudiar un MBA. Tú puedes estar en este escenario, pues algo te motivó a visitar este blog ¿no?

Por eso quiero compartirte estos pasos que te orientarán sobre si realmente estás tomando o no una decisión inteligente para tu vida.

1. Analizar tu motivación
  • Piensas que puedes ser un mejor profesional si tomas otros estudios.

  • Necesitas que se te abran nuevas oportunidades de trabajo.

  • Es vital que desarrolles tus habilidades de liderazgo para impactar a tu equipo.

  • Te gustaría subir al puesto que deseas.

  • Tendrás la empresa que has soñado y sabes que la manejarás mejor si fortaleces tus áreas débiles.

  • Tus padres te darán un papel importante en la empresa familiar y aún no te sientes seguro de cómo tomar dicha responsabilidad.

En fin, cualquiera que sea tu motivación, te hace pensar que al otro lado te espera un mejor nivel profesional del que tienes actualmente y en el fondo sabes que también será un paso más hacia la madurez a nivel personal.

2. Evaluar qué tanto lo deseas

¿Qué tanto consideras que el hacerlo te llevará a tu meta? ¿Sería más largo o más corto el camino si te quedas exactamente donde estás hoy? ¿Cómo será tu vida en dos años si no lo haces? ¿En dónde estarás?

Luego, haz una medición objetiva de esto, piensa en términos económicos o de bienestar. Por ejemplo, si haces un MBA y logras obtener ese nuevo puesto, ¿cuánto más ganarás? versus ¿cuál será tu salario en dos o tres años, si decides no hacerlo?, ¿logras cuantificar la diferencia?

3. Considerar lo que puedes perder vs lo que puedes ganar

En este paso amplía tu perspectiva. Por ejemplo, piensa en la experiencia en general, en el intercambio de conocimientos. En el MBA que yo tomé, encontré más que una escuela, encontré un segundo hogar y amigos que se volvieron mi  familia (ahora extendida a muchos países). Además de recibir educación del más alto nivel, gané experiencias de vida, algo que no había considerado inicialmente.

4. Pensar en cómo superar lo que te detiene

En algunas ocasiones es el tema del dinero.  Sé que la inversión puede  asustar, recuerdo muy bien cuando me dijeron cuánto era la inversión si tomaba esta decisión y fue inevitable pensar en cuántas cosas, a mis 23 años, podría haber hecho con esa suma. Claro que luego de reflexión me di cuenta que si tomaba ese reto y lo superaba, después cualquier otra meta que me propusiera sería alcanzable, y que hacer esto me haría una persona mucho más comprometida con mi carrera, llevándome  a desarrollar mi máximo potencial durante los siguientes años

Este es un reto que motiva, emociona, llena de ideas y nos lleva a superar límites que ni siquiera sabíamos que teníamos. Además de retarnos como pocas experiencias lo hacen, nos respalda una institución que nos prepara para recuperar dicha inversión y que nos da las herramientas para generar ganancias al finalizar todo el proyecto.

Y como todo proyecto de inversión debes evaluar cuál será el retorno de éste y, en términos reales, cuál será el escenario específico para ti. Vas a invertir una cantidad de dinero que recuperarás con un poco de tiempo y trabajo duro. Esto dará frutos y pronto habrás culminado con una carrera llena de nuevos sueños y metas mucho más ambiciosas; es algo que te aseguro pasará porque habrás descubierto que puedes hacer muchas cosas más de las que pensabas y te conocerás mucho mejor ante cualquier circunstancia que se te presente en la vida.

Si las respuestas a estos cuatro pasos te hacen concluir que hacer un MBA es una decisión inteligente para ti, ¿qué esperas?

No dejes que otros se metan al agua y tú no, vive tú también y hazlo pronto. No dejes que pase un año más o dos, tres o cuatro; busca moverte hacia adelante, si te sientes cómodo, preocúpate, hay algo que debes hacer y el tiempo corre. Considera que mientras lo sigues posponiendo hay otros que sí se están atreviendo y esto ya te está dejando en desventaja.

---

Una vez que decides que un MBA es el camino a seguir, debes definir el tipo de posgrado que quieres y el lugar donde lo cursarás. Antes de hacer elección, infórmate.

Te recomendamos descargar esta imagen con aspectos a considerar. 

Suscríbase a nuestro blog