Publicación

Camelia Ilie-Cardoza, la académica que marca la pauta en INCAE 

14 de Agosto 2018
Executive Education INCAE

Salió de su país de origen, Rumania, tras la apertura del bloque comunista a finales de la década de 1990. Estudió español en el Instituto Cervantes en Bucarest y luego, a los 26 años, voló a Colombia.

Estudió Ingeniería de Aparatos Ópticos y Biomédicos y un Doctorado en Business Administration con un enfoque en diseño de programas para escuelas de negocios. Empezó trabajando como asistente de investigación en el Instituto de Física Atómica de Bucarest, pero buscó nuevas oportunidades para estudiar y conocer otros continentes y culturas. Ese paso le abrió el mundo y marcó su cambio hacia las ciencias sociales.

Antes de INCAE, sus últimos 20 años laborales siempre tuvieron que ver con proyectos que involucraban a Latinoamérica, aunque trabajó con proyectos y escuelas de negocios de todo el mundo, desde Europa, a Norteamérica y Asia. Hace seis años INCAE “nos recluto a mí y a mi esposo de nuestras escuelas de negocios en Madrid y así volvimos a América Latina”, dijo. Bajo el liderazgo de Ilie, INCAE ha transformado la unidad de Educación Ejecutiva.

Ha lanzado una nueva área de maestrías part-time especializadas enfocadas en ‘pura innovación’; el marketing y la transformación digital; los cambios en el mundo financiero incluida la digitalización de la banca; el business analytics y data mining, y las innovaciones en procesos y tecnología, entre otros.

Desarrollo para las mujeres

En los años 90, Roberto Artavia, entonces rector de INCAE, creó el Centro dedicado al liderazgo y diversidad de género con una visión extraordinaria: definir como, desde INCAE, se podía apoyar para seguir reduciendo la brecha de género, generando sociedades latinoamericanas más equitativas.

“Las mujeres cada vez están más educadas, pero aún no están suficientemente involucradas en el mundo de los negocios, ya sea como ejecutivas o como emprendedoras. La ciencia demuestra que damos mejores resultados e innovamos más cuando trabajamos colaborando, y aún más cuando los hacemos con equipos diversos”, sostiene Ilie.

Ella lideró y lanzó en el 2017 el estudio sobre Progreso Social de las Mujeres (PSM) en Latinoamérica. Resultado de un esfuerzo sostenido en los últimos 6 años para avanzar en programas e investigación en temas de desarrollo de las mujeres, surgieron alianzas como el programa del Banco Interamericano de Desarrollo con los Gobiernos de la región, para la formación de las mujeres de sectores públicos.

Para Ilie: “Hay que trabajar de forma sistémica y coordinada. Las leyes y los impulsos en el sector público se deben dar con el apoyo y en colaboración con la academia, el sector privado, y las ONG's, para que tengamos modelos integrativos de desarrollo. De esta forma, una medida tiene un efecto multiplicador.

Nuestra propuesta es trabajar de forma integrada y consensuada, inspirandonos en modelos de otros continentes y adaptándolos a las particularidades de nuestras culturas”.

Programas para mujeres, los de más crecimiento

La creación de un portafolio de programas para mujeres en INCAE ha dejado una experiencia muy positiva que anima a seguir innovando, destaca la académica. “Han sido los programas de mayor crecimiento, empezamos con unas veinte mujeres en el 2013 para tener 95 mujeres el año pasado en Miami en los dos programas que trabajan competencias de liderazgo de la mujer en la alta gerencia (WELP) y competencias y conocimientos de negocio de las mujeres emprendedoras (WEP)”.

Los programas llegaron a cubrir una gran necesidad de desarrollo para las mujeres latinoamericanas. Las participantes han quedado vinculadas en una comunidad de apoyo y están haciendo negocios entre ellas. Otro ejemplo es el programa LEADS desarrollado con el patrocinio de MasterCard y enfocado en apoyar a las emprendedoras centroamericanas con empresas en fase de crecimiento. Se diseñó con base en una investigación sobre los retos de las mujeres en América Latina, la cual demostró que la mujer latinoamericana sí, tiene un alto índice de creación de empresas, pero tiene el segundo mayor índice en el mundo de abandono de empresas.

“Es decir, no logra pasar a la fase de crecimiento y consolidación. Identificamos las barreras para potenciar el crecimiento de sus negocios y montamos un programa para mujeres emprendedoras con ese enfoque. Vamos a documentar con estudios de casos sobre las ganadoras para inspirar a otras mujeres, a emprender e innovar”.
 

Artículo publicado en la revista Estrategia y Negocios.