Publicación

Conoce a los finalistas de El Salvador y sus emprendimientos

18 de Septiembre 2018
marilyn.fonseca

De acuerdo con el Índice Global de Emprendimiento (GEI, en inglés) en su edición 2018, El Salvador perdió 13 posiciones respecto al 2017 y se ubica en el lugar 114 de las 137 economías evaluadas, con una calificación de 16.7 puntos de 100 posibles. Lo anterior, refleja que este país no es exactamente un lugar en el que los emprendedores se ven acuerpados y cuentan con múltiples oportunidades para desarrollarse exitosamente.

En el caso de El Salvador tenemos cuatro finalistas muy interesantes pues son muy diferentes entre sí pero ofrecen ideas innovadoras, creativas y dignas de compartir. Estos emprendimientos son: B100 Arquitectos, BLOKITUBOS, Línea Rosa y Tuco&Tico.


B100 Arquitectos

En B100 Arquitectos diseñan sueños. Dicho emprendimiento parte de un nuevo concepto arquitectónico, a partir del cual los esfuerzos en pro de la conservación de los recursos no renovables y el medio natural fomentan la integración de las técnicas, principios bioclimáticos y el diseño sostenible a una nueva forma de arquitectura.

Tras finalizar sus estudios de especialización en Europa y los Estados Unidos, los arquitectos Rafael E. Cienfuegos y Heidemarie Bonilla Sessler regresan a El Salvador para implementar los conocimientos adquiridos a través del desarrollo de la Arquitectura Bioclimática y el Diseño Sostenible como instrumento para el adecuado aprovechamiento y conservación del medio ambiente y los recursos naturales. A partir del 2008, B100 arquitectos surge como uno de los primeros Estudios de Arquitectura en la Región Centroamericana con la capacidad y formación para crear una nueva forma de diseño, en total armonía y adecuada integración al medio natural.

Para Heidemarie Bonilla, un reto importante al que se ha enfrentado su emprendimiento es que en nuestra región la gente no está acostumbrada a invertir en diseño y mucho menos en diseño sostenible. Por eso ella le envía un importante mensaje a las personas que están iniciando o desarrollando su emprendimiento: “Sean originales y crean en sus ideas”.

Hablando un poco de INCAE Entrepreneur Award, la arquitecta Bonilla nos comenta que para ella y su emprendimiento ha sido un gran reconocimiento que una institución como INCAE los haya elegido como finalistas para el Taller de Aceleración, del cual se lleva mucho conocimiento y la importancia de sentarse a dedicar tiempo para plantear adecuadamente su estrategia de negocio y aterrizar sus ideas.

Conoce más sobre el INCAE Entrepreneur Award: http://x.incae.edu/incae-entrepreneur-award-2018/

BLOKITUBOS

BLOKITUBOS es una empresa 100% Salvadoreña que a lo largo de 40 años ha contribuido con el desarrollo económico de dicho país a través de la generación de más de 170 empleos directos y de la construcción de proyectos importantes en la Industria. Su compromiso es fabricar materiales certificados con los más altos estándares de calidad. En los últimos 3 años han realizado cambios significativos en la organización, procesos e instalaciones aportando aún más al crecimiento y sostenibilidad de El Salvador.

En palabras más sencillas los principales productos de esta empresa son los bloques y adoquines de concreto. Ellos producen variedad de especificaciones y colores para los principales proyectos en El Salvador.

De acuerdo a la Gerente Claudia Saade el reto más grande de la empresa es adaptarse al cambio, debido al riesgo que esto implica para los inversionistas.

Para Claudia, que BLOKITUBOS sea finalista del premio es un punto de inflexión para que la empresa revise su accionar hasta el momento y decida tomar nuevos rumbos que la encaminen a hacer mejor las cosas que han venido haciendo hasta el día de hoy.

Línea Rosa

Línea Rosa nace de una necesidad no cubierta por el mercado y que fue vista por su fundadora, Lorena González, como una oportunidad de emprender. Este emprendimiento inició operaciones en noviembre del 2014. La iniciativa se concreta con una flota de 8 vehículos del año y un staff de 6 colaboradoras, entre conductoras y personal administrativo. Línea Rosa inicia operaciones para cubrir la demanda y necesidad de las mujeres de poder transportarse con confianza y seguridad con otras mujeres, convirtiéndose en sus aliadas estratégicas y brindándoles servicios complementarios para sus hijos y también para adultos mayores.

Línea Rosa a través de los años identifica un nuevo mercado, dada la aceptación del servicio de transporte y descubre que puede expandir su negocio creando nuevas fuentes de empleo. La empresa garantiza la comodidad, disponibilidad y seguridad al cliente siempre de la mano de mujeres emprendedoras. Actualmente, Línea Rosa representa una  oportunidad para desarrollarse a nivel personal, para tener independencia económica y generar ingresos extras sacando provecho únicamente de sus vehículos a las mujeres salvadoreñas.

Para González ha sido un reto importante conseguir financiamiento para hacer realidad su idea de negocio, al igual que la marcada desigualdad de género que todavía lastimosamente caracteriza al mundo de los negocios.

Respecto a ser finalista del premio, Lorena Gónzalez opina que es todo un reto llegar tan lejos y reafirma su deseo por seguir aprendiendo de los expertos, para ella el Taller de Aceleración le enseñò a que debe crecer y no debe de titubear ni tener miedo, al igual que la importancia de la educación continua.

Si pudiera darles un mensaje a las y los emprendedores sería: “Hay que abrir mercados, creer en los sueños, ponerse metas e impactar a otros de forma positiva”.

Tuco&Tico

Es una panadería que inició en la  casa de los padres de la fundadora Renata Moreno de Flamenco en el 2011. Desde que comenzaron horneando en casa, han elaborado productos de la más alta calidad listos para servir a sus clientes. Al principio entre dos personas hacían todo el trabajo (comenzando en la mañana con ir al mercado a comprar materia prima, hornear y repartir por la tarde los pedidos) poco a poco fue tomando forma el proyecto y al día de hoy con mucho esfuerzo y gracias al equipo con el que cuentan tienen tres sucursales y un centro de producción. Además cuentan con un equipo conformado por  19 personas y tienen planes de seguir creciendo. Actualmente, producen pan, postres, pasteles, boquitas y otros productos gourmet en sus tiendas; además maquilan productos para 35 restaurantes.

A Renata, fundadora de Tuco&Tico, siempre le encantó cocinar y crear productos. Esta emprendedora soñaba con tener una tienda y 8 años después de  mucho esfuerzo y trabajo su sueño es una realidad. Estar entre los 20 finalistas del premio ha sido un honor para ella y para su equipo,  pues es la consecuencia de mucho trabajo y el hecho de que que los reconozcan como parte de los ejemplos a seguir en América Latina es una gran responsabilidad para seguir haciendo las cosas bien y siempre con mucho positivismo hacia el futuro.

Un mensaje que le da a todas las personas que están pensando en emprender es que “no tengan miedo de soñar, pero siempre tengan los pies sobre la tierra. El emprendimiento es un camino difícil pero si no te rindes puedes alcanzar tu éxito mucho más allá de lo que creíste”.

Como quedó evidenciado estos cuatro emprendimientos tienen en común la pasión por hacer que las cosas funcionen, el sueño de crecer y la idea de implementar cambios positivos para sus emprendimientos. Actitudes que todo emprendedor debería tener para abrirse camino en su nicho de mercado y resultar triunfador. En este caso, por las condiciones propias de El Salvador que no son las más favorables estos emprendimientos tienen un reto todavía más grande para poder ser exitosos en el mercado nacional e internacional.

 

 

Conoce más sobre el INCAE Entrepreneur Award: http://x.incae.edu/incae-entrepreneur-award-2018/