Publicación

5 razones por las que Latinoamérica necesita más emprendedores

25 de Octubre 2018
marilyn.fonseca

1. Aumentan la competitividad de la región:

Una región con actitud emprendedora eleva su productividad y mejora la eficiencia de sus operaciones constantemente.  Por lo tanto, aumentar la cantidad de emprendedores de una región naturalmente aumenta la competitividad de la región. La prueba y error de los emprendedores permite descubrir nuevas formas de hacer negocios y nuevas ventajas competitivas para los países que integran la región, que de otro modo serían inútiles o ignoradas.

La inversión extranjera directa trae crecimiento a los países latinoamericanos, no solo por los impuestos que deja al país, sino porque eleva el nivel técnico y administrativo, es decir, contribuye con aprendizaje para aumentar la competitividad de la región y no solo como una vía para generar ingresos. Los emprendedores son las personas que se atreven a crear empresas o mejorar procesos a partir del aprendizaje que aportan con su operación las empresas extranjeras.

2. Reducen la brecha social:

La desigualdad social se reduce con un buen sistema educativo. Sin embargo, este puede tardar de 20 a 30 años en forjarse. Una alternativa que desafía el sistema educativo ineficiente de un país es la actitud autodidacta que tienen los emprendedores. Las personas que deciden emprender un negocio se auto-educan y tienen la posibilidad de renunciar al clientelismo, reducir el desempleo y ofrecer un mejor futuro a sus hijos.

3. Aumentan la esperanza de vida:

Los emprendedores mejoran sus condiciones de vida, de salud y de empleo. Ayudan a disminuir la delincuencia porque encuentran un medio para sobrevivir sin hacer daño a los demás. Se convierten en un agente multiplicador para su familia y las personas que les rodean.

4. Muchos de ellos impulsan proyectos sociales:

El espíritu emprendedor va más allá de obtener un beneficio económico, se trata de desarrollar iniciativas que beneficien a la sociedad. Estos proyectos sociales reúnen recursos y desarrollan una idea sostenible que permite mejorar las necesidades básicas de las personas en la parte más baja de la pirámide. Por lo general, los proyectos sociales son desarrollados por emprendedores exitosos que se identifican con las situaciones difíciles que viven las familias marginadas. No obstante, existen proyectos sociales que tienen como objetivo rescatar los valores humanos para contrarrestar la corrupción, discriminación de género, discriminación racial, maltrato a los animales y la violencia en general. El valor de una persona emprendedora radica en su pasión por progresar y multiplicar soluciones de una manera sustentable.

5. Compromiso con las futuras generaciones:

En la actualidad Latinoamérica es una región muy afortunada. Las potencias mundiales que tienen economías de altos ingresos sustentan el desarrollo de industrias como el turismo y los servicios, por ejemplo. Este tipo de industrias representan porcentajes significativos en los ingresos totales de muchos países en Latinoamérica. El deber de hoy es aprovechar los buenos tiempos y desarrollar economías estables, que puedan sobrevivir a recesiones o crisis en tiempos futuros. Los emprendedores son las personas que toman este reto de innovar y crear, ellos prometen un mejor futuro a la sociedad.

Claudia Fernández.