Publicación

5 actitudes para conseguir y reforzar tu autoconfianza

31 de Octubre 2018
Executive Education INCAE

1. Gústate, ámate, quiérete

Este es el primer y más importante ingrediente de la autoconfianza. Y no es fácil de conseguir. Con frecuencia nos ponemos “a la cola” en “nuestros amores”. A veces nos da miedo es poder querernos demasiado y aparecer o llegar a ser personas egoístas o egocentristas. Y, sin embargo, las personas que se aman son alegres y optimistas, se sienten bien consigo mismas y la gente a su alrededor está deseando estar con ellas.

2. Selecciona tus pensamientos

Tu forma de pensar tu vida va a influir decisivamente en tu autoconfianza. La diferencia entre un optimista y un pesimista es lo que cada uno elige como centro de su pensamiento. Y a partir de ahí está tu actitud. Y tú la eliges. Como decía Viktor Frankl es nuestra última libertad que nadie nos podrá quitar.
Pon freno a los pensamientos negativos y déjalos posar y concéntrate en los positivos para que te inunden de optimismo y alegría.

3. Observa y aproxímate a las personas con gran autoconfianza

No está claro que el principio de que “todo el mundo es bueno” sea real. Y si lo fuese, no tenemos tiempo de conocer a todos. Tenemos que seleccionar. Así que, acércate a esas personas autoconfiantes y aprende de ellas, Y aléjate de las tóxicas, de aquellas que siempre se están quejando y no aportan nada.

4. Elige tus influencias

Todos estamos expuestos a nuestro entorno y consciente o inconscientemente nos dejamos influir por él. Hay influencias negativas en los medios de comunicación, en líderes de opinión, en amigos, en familiares, en personas a las que no les gusta tu progreso. Hay inmovilistas, mediocres y quejicas que tratarán de ponerte todo negro y así te unas a ellos. Ponte una vacuna frente a ese pesimismo enfermizo que a veces, o con frecuencia, aparece a nuestro alrededor.

5. Cuídate de la tendencia a compararnos con otros

Aunque es cierto que estamos en un mundo competitivo en el que nos da la sensación de que no cabemos todos, es importante el plantear nuestra vida como un “juego de suma mayor de cero” Siempre hay salidas hacia otros juegos cuando sientes que en aquél que te apetecía da la sensación de que “está todo el pescado vendido”. Me gusta decir que “cada uno en la vida corre una carrera que no tiene por qué ser la carrera que corren otros o la mayoría”.

¡Busca, estrénate y sé el mejor en tu carrera!