Noticia

Discurso Enrique Bolaños, Rector de INCAE encuentro empresarial COSEP-AMCHAM-FUNIDES

12 de Diciembre 2018
susan.fernandez

MONTEFRESCO, 12 DICIEMBRE 2018

Muy buenos días apreciados amigos empresarios de COSEP, AMCHAM y FUNIDES.

Bienvenidos a esta su casa, a este instituto creado hace mas de 50 años por empresarios centroamericanos para contribuir al desarrollo integral de nuestros países.

Me agrada verlos aquí teniendo este encuentro empresarial en donde nos ha convocado el compromiso de discutir y buscar una solución a la crisis que nos aqueja a todos los nicaragüenses. Crisis en todos los aspectos: de valores, de institucionalidad, de derechos humanos, de alto nivel de desempleo, y con una economía al borde del colapso.

Como me hubiera gustado que más bien la discusión del día de hoy hubiera sido para aprovechar todo lo que INCAE ofrece sobre los retos de la cuarta revolución, o sobre la Maestría de Big Data o sobre la Maestría de Marketing Digital que tenemos con Harvard o de otros temas de desarrollo y crecimiento integral de nuestra Nicaragua. Sin embargo, el tema es la crisis de turno de nuestra historia.

He observado que hay una gran expectativa de lo que pudiera salir de esta reunión. Expectativa que podríamos considerar como un mandato.

A partir del 19 de julio de 1979, Nicaragua después de tener un Producto Interno Bruto similar al de Costa Rica se convirtió en el país más pobre del continente americano.

El sector privado ha estado presente y en los últimos 10 años lideró un esfuerzo de un desarrollo económico que nos llevó a crecer a más del 4.5 % anual.

Pero esta crisis que vivimos a partir del 18 de abril arrasó con este crecimiento. Acabamos de perder todo este esfuerzo y el país está en riesgo de hundirse, lo cual creará mas pobreza y miseria para los nicaragüenses. Claramente el crecimiento logrado no fue sostenible.

¿Y por qué?

A pesar que se logró un buen avance en lo económico, nosotros como sociedad descuidamos lo institucional. Es decir, nos descuidamos en exigir un estado de derecho, con reglas del juego claras, con un sistema judicial creíble, contra la corrupción, con un mayor nivel de educación. Descuidamos estos elementos que son fundamentales para que el desarrollo económico sea sostenible, duradero y con paz social.

Y si estudiamos nuestra historia veremos que muchas veces en el pasado hemos vivido crisis similares, con violencia desmedida y colapsos económicos en cada cambio del caudillo de turno. Hoy estamos viviendo un ciclo mas de nuestra historia, y todos estamos conscientes de que es el momento histórico de romper ese ciclo y para siempre.

¿Cómo lo hacemos?

Por esta incógnita es que estamos aquí hoy, buscando repuestas y soluciones. Quiero insistir ante ustedes hoy que nosotros como sociedad tenemos la responsabilidad de velar por la institucionalidad.

El nicaragüense es recursivo, hacendoso, trabajador. Necesitamos buscar el norte que nos lleve al progreso y bienestar sostenible para todos.

Yo tengo fe que de esta reunión saldrá la semilla del renacer de una nueva Nicaragua. La Nicaragua digna que todos anhelamos.

Planteemos un futuro en donde no estemos condenados a repetir los errores del pasado.

Muchas gracias y que Dios bendiga a Nicaragua.