Cuando la familia se convierte en tu apoyo para lograr tus metas | INCAE
Publicación

Cuando la familia se convierte en tu apoyo para lograr tus metas

27 de Marzo 2019
Carlos Euceda

La principal motivación para escribir este artículo, radica en demostrar que cuando tus metas son grandes y tienes el apoyo de tu familia, no debe existir obstáculo alguno que no puedas sortear si cuentas con su apoyo, el de tus amistades y tienes la convicción entera en que vale la pena luchar por estas metas.

Soy Carlos Euceda originario de Tegucigalpa, Honduras, casado y con un hijo de 6 años llamado Sebastián. Ambos son mi principal motivación para estar aquí a 700 kilómetros de ellos durante 15 meses del programa.

Antes de venir a Costa Rica, a tomar mi MBA de INCAE, muchos de mis amigos y familiares me preguntaban, ¿Y tu familia viaja con vos?, sinceramente era difícil contestar que no, sin embargo, cuando tienes un sueño y este se ha convertido en una meta personal que piensas que te ayudara a ser una mejor persona para tu familia, personalmente pienso, "¡no debe existir distancia que te impida a cumplir tus metas si lo haces pensando en las personas que te apoyan y te inspiran!"

En un principio todo parecía descabellado, sobre todo cuando ya se acercaban las fechas del viaje, fue cuando mas acepté que parecía una locura y fue cuando mas cerca me encontré de renunciar a mi sueño. Pero tomé un tiempo personal y evalué todo el panorama, recuerdo que pensé si realmente una maestría valía la pena el sacrificio.

Todas las cosas que conocía de INCAE me motivaban lo suficiente para decir que si, historias de éxito y superación, una de las mejores escuelas de negocio de la región y lo que significa superar el reto INCAE. Pero muchos aspectos familiares tales como, alejarme de mi hijo por tanto tiempo y perderme tantas cosas de su desarrollo, el apoyo que pueda brindarles en caso de que sea necesario, la distancia que conlleva, el riesgo de debilitar las relaciones y más cosas como dejar a mis padres me hacían pensar. Sobre todo, porque recuerdo el día que conversé con mi padre durante dos horas porque me decía que era un capricho.

Siempre que existe una dificultad para emprender el camino hacia tus metas, buscas excusas: "¿Qué si los problemas económicos?", "¿qué si me hace falta mi familia?", "¿qué si fracaso?", pero es este el momento donde debes dar el paso y pensar a futuro y preguntarte, "¿qué pasaría si no lo intento ahora?" Justamente fue lo que hice y recuerdo haberme visto lleno de frustración, preguntándome: "¿por qué no lo intente?", "¿valió la pena quedarme?"

Casi cinco meses después, me encuentro aquí enfrentando el reto que representa INCAE, conociendo personas que día con día se convierten en tus amigos y una posible conexión laboral o de negocios en un futuro cercano. Ha sido difícil no lo puedo negar, sobre todo cuando extraño a mi familia y deseo un abrazo o un simple momento de convivencia familiar, pero de nuevo intento construir un futuro en mi mente en donde me veo con ellos el día de la graduación día en donde mi meta, que comenzó como un simple sueño, se vea realizada.

Por eso, para todas aquellas personas que piensan que es difícil venir aquí y tomar decisiones complicadas, evalúen su futuro y den el paso fuera de la zona de confort que los traiga a cumplir este reto, ese paso que los ponga un punto mas alto y cerca de sus sueños. La familia no debe convertirse en un ancla; al contrario, se puede convertir en la catapulta que te lance a un lugar privilegiado en donde puedes convertirte en un nuevo apoyo para ellos.

............

ESTE ARTÍCULO SE PUBLICÓ ORIGINALMENTE EN LA REVISTA INCATRAZ Y FUE ESCRITO POR CARLOS EUCEDA, ESTUDIANTE DEL MBA LIDERAZGO LATINOAMERICANO II  

Suscríbase a nuestro blog