Publicación

¿Pueden ser aliados el estrés y la creatividad?

05 de Abril 2019
INCAE Executive Education

Es común pensar que la combinación de estrés y trabajo puede resultar una gran explosión negativas y destructivas; sin embargo, ese resultado no es del todo cierto si en esa fórmula hay otros elementos involucrados: límites, motivación, objetivos claros y un corto periodo de tiempo. 

Por ejemplo, expertos señalan que detrás del trabajo de grandes artistas inventores y científicos que han hecho aportes enormes a la humanidad hubo cierta dosis de estrés y eso pudo haber sido un factor que impulsar a su creatividad

¿Cómo puede la presión promover una mente creativa? Eso depende, en gran medida, de la manera en que las personas asumen el estrés y la interactividad que tengan con su entorno para no perder de vista su meta.

El estrés creativo logra que las personas puedan desenvolverse de manera más dinámica en situaciones inusuales. Organizaciones como Google y otras, sobre todo en el área de tecnologías de la información, otorgan al colaborador tiempo de creatividad, juegos en salas de reuniones, sauna, gimnasios y ambiente relajado. El estrés positivo se divulga en organizaciones que desean aumentar su creatividad, al tiempo que retienen al talento en la empresa”, afirma Miguel López, socio director de Cornerstone Costa Rica. 

El límite para detectar cuando el estrés promueve la creatividad es difícil, ya que cada persona responde diferente ante un estímulo de ese estilo en el trabajo.

No obstante, si esa presión es por corto tiempo y si realmente la persona involucrada lo maneja de una manera adecuada, a nivel emocional y físico, si se puede hablar de qué es un factor positivo que fomenta la imaginación, de acuerdo con Héctor Martínez, máster coach y profesor de mitad del Business School.

Casos positivos: 
1. Cuando un colaborador tiende a procrastinar, el estrés de cumplir con la demanda del trabajo para una fecha específica le puede generar adrenalina y, al último minuto, hace la tarea pendiente con buenos resultados.

2. A quienes tienen dificultades a la hora de tomar decisiones, el estrés puede provocar que busquen nuevos caminos o soluciones ante una situación. Aquí hay que tomar en cuenta la dificultad de las decisiones y la cantidad de factores involucrados en ella.

3. El cambio de tareas y el trabajo cada determinado tiempo puede representar estrés para algunas personas y, a la vez, resultar motivante para asumir nuevos retos conocimientos y seguir en continuo crecimiento profesional. 

El problema aparece cuando el estrés es una constante, porque el cuerpo no debería estar absorbiendo sustancias tóxicas que se producen por la presión desmedida. Eso conduce al estrés crónico.

Artículo publicado en la revista Summa N° 291.

 

Suscríbase a nuestro blog