Noticia

Diseño de estrategias bajo la inclusión de género permite una sociedad más eficiente y justa

11 de Junio 2019
susan.fernandez

Costa Rica enfrenta grandes retos para lograr una mayor equidad e inclusión de género, con el objetivo de tener una sociedad más sostenible, eficiente, dinámica y justa. Sin duda, es un enorme desafío, tomando en cuenta que faltan 108 años para cerrar la brecha social y 202 años para alcanzar la paridad económica.

El diseño de todas las iniciativas bajo la  inclusión de género permitirá transformar y crear una sociedad más responsable, capaz de enfocar sus esfuerzos hacia la igualdad y la creación de oportunidades de calidad para todos.

"Los hombres y las mujeres tienen diferentes estilos de pensamiento; es por eso que la diversidad de género entre los miembros de un equipo es crucial para asegurar un mejor diseño de estrategias y una mayor efectividad en la ejecución", comentó Camelia Ilie-Cardoza, Decana de Educación Ejecutiva, y Chair del Centro de Liderazgo Colaborativo y de la Mujer de INCAE Business School.

Un factor relevante para el país es cómo la movilidad se ha convertido en una limitante para el desarrollo social y económico, ya que los costarricenses invierten el 15% de sus ingresos en el pago de transporte (buses) y aunado al alto costo está la inseguridad que sienten las mujeres en los espacios públicos debido al acoso sexual y la inseguridad, principalmente en el transporte público. “El diseño de una movilidad inclusiva, moderna y en constante evolución permitiría el dinamismo y la diversificación de los servicios que se ofrecen logrando que el país realmente crezca”, comentó Jorge Vargas, Director del Estado de La Nación.

Otro aspecto de vital importancia es integrar la masculinidad en los procesos  de diseño inclusivo, ya que el 42% de las mujeres empleadas actualmente reportan algún tipo de discriminación en el trabajo, mientras el 85% de los hombres no considera que exista dicha discriminación. El reconocer que existen sesgos es el primer paso del cambio, además, como país se deben eliminar las estructuras mentales, institucionales y personales, que se han construido con el tiempo, también derribar las barreras en todo sentido y las percepciones para garantizar una inclusión sostenible.

Según Alexandra Kissling, Presidenta Voces Vitales Costa Rica: “Debemos aprender a ver el mundo diferente para poder diseñarlo diferente y promover el diálogo y la reflexión para conocer cuales áreas debemos trabajar en la agenda de género y con un sentido de urgencia y una mejor comprensión de los ecosistemas, debemos promover un diseño desde una perspectiva distinta poniendo a las personas en el centro de los procesos y así lograr una verdadera inclusión”.

Estos temas se analizaron en la IV Conferencia Euro-Americana de Liderazgo Colaborativo: Diseñando para la Inclusión de Género, un espacio de diálogo y conocimiento que colocó la  movilidad, el emprendimiento y  la masculinidad desde una perspectiva de inclusión brindando herrramientas para que las empresas asuman un rol más activo y se alcance un cambio significativo en la sociedad. El evento fue organizado por INCAE, Voces Vitales y CINDE, la actividad reunió a más de 230 personas de la academia,  sector público y privado, logrando un 30% de participación masculina.

Desde la perspectiva de CINDE el principal reto del país es la generación de empleo para todas las personas, pero principalmente en las carreras STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas), así como la inserción de aquellas mujeres de más de 40 años, además, lograr que las jóvenes que terminan las prácticas profesionales ocupen puestos dentro de las empresas.

Paola Bulgarelli, Líder de Proyectos Estratégicos de Clima de Inversión de CINDE, comentó “trabajar la medición y la trazabilidad es la única forma que nos permitirá definir si los programas que actualmente se implementan en el país tienen el impacto que buscamos”.

Otra meta es lograr medir el impacto del trabajo de las mujeres en la sociedad costarricense como un instrumento para apoyar a las empresas multinacionales para  la creación de más empleos para mujeres en rangos gerenciales.

El conocimiento sobre los factores determinantes para la contratación de mujeres permitirá conocer ampliamente que buscan las empresas en el país y así desde una perspectiva en conjunto: gobierno, empresa privada e instituciones realizar cambios.