Incaistas por el mundo: Isabel Reyes | Maestrías INCAE
Publicación

Incaistas por el mundo: Isabel Reyes

12 de Agosto 2019
Isabel Reyes

Soy guatemalteca, Ingeniera Comercial y MBA con énfasis en Finanzas de INCAE.

Al momento de graduarme, inicié trabajando en GlaxoSmithKline (GSK) en un programa de desarrollo acelerado. Viviendo en Costa Rica y luego en Panamá, fui viendo la región de Centro América y El Caribe en roles como Ventas, Marketing, Acceso y Strategic Partnership.

Tuve la oportunidad de ser parte del Programa Global de Rotación de GSK, siendo la primera persona piloto en ir al nuevo GSK HUB en Singapore, trabajando para el equipo de global de Marca Clásicas. Mi responsabilidad fue lanzar pilotos digitales integrando nuevos canales como representantes virtuales en mercados clave como Russia, Turkey, Vietnam y México. También realicé otras iniciativas en el Centro de Excelencia Global de Marketing. Luego tuve la oportunidad de mudarnos a Chile para trabajar en el nuevo cluster de Latina South Pacific: Chile, Ecuador y Perú con el objetivo de liderar el Area operativa en el Cluster, Excellencia Commercial, siendo responsible de Efectividad de fuerza de ventas, Estrategia multicanal, Entrenamiento, Inteligencia de Mercados y la nueva forma de trabajo entre Las áreas comerciales.

Hace 2 meses tuvimos la oportunidad de movernos como familia a Costa Rica ya que, a Arturo, mi esposo y también Incaista, inicio como Country Lead de Boston Scientific para Centro America. En ese mismo momento, me ofrecieron mi rol actual en Excelencia de Mercadeo en Mercados Emergentes (LatinoAmérica, Asia y MenaCIS). Mi responsabilidad actualmente es la implementación de nuestro nuevo modelo comercial y desarrollo de las Capabilities de marketing en la región.

A lo largo de este camino he participado en programas de desarrollo acelerado para mujeres como Accelerating Difference, enfocado en facilitar y acelerar el desarrollo de mujeres en los negocios. Ha sido un camino con muchos aprendizajes en donde he tenido que adaptarme, a hacer amigos en pocos días, a trabajar con muchas culturas, aprendiendo a querer cada una de ellas, a valorar las cosas pequeñas de la familia y no un mueble que está sentado en la sala. Aprendimos como familia a disfrutarnos y a disfrutar a nuestros amigos.

Hoy somos una familia de cuatro, con dos “ticos”, una chilena y una “chapina” y puedo decir que lo más importante es estar rodeada por la mejor gente posible, con los conocimientos necesarios, pero más importante con los valores correctos y con la disposición necesaria para apoyarse mutuamente y lograr mucho más. El “cómo” es mucho más importante que el “qué” sabe una persona.

Este artículo se publicó originalmente en la Revista INCATRAZ

Suscríbase a nuestro blog