Noticia

¿Cómo hacer del desperdicio agrícola un negocio rentable?

08 de Diciembre 2021
José Ignacio Sánchez Gómez

Juan Gabriel Salazar, CEO y fundador de Biorgani, visitó INCAE el pasado 3 de diciembre para participar con alumnos del executive MBA, en una clase del curso Creando valor con valores. Gabriel fue el protagonista del “caso vivo” de esta empresa de origen guatemalteca, que produce bioplásticos a partir de residuos agrícolas. El caso fue organizado por la Cátedra Strachan de Filantropía e Inversión Social y dirigido por su directora, la profesora Andrea Prado.

Según Naciones Unidas, a nivel mundial los plásticos de un solo uso han desatado una crisis de contaminación global alarmante, estimando que aproximadamente 500.000 billones de bolsas plásticas son usadas cada año. Más de 13 millones de toneladas de plástico llegan a los océanos cada año, mientras que cerca de 100.000 animales marinos mueren anualmente por esta problemática. Estos escenarios fueron los que motivaron a Gabriel Salazar, CEO y fundador de Biorgani, a desarrollar productos sustitutos de base biológica que ayuden a revertir el impacto que han sufrido los ecosistemas, desde el arribo de los plásticos tradicionales.

Con el fin de compartir su experiencia con los estudiantes del Executive MBA de INCAE, Salazar visitó el campus el pasado 03 de diciembre, para realizar una metodología de “caso vivo” donde expuso los retos que enfrentó Biorgani en el período 2019, con el fin de escuchar las recomendaciones de los estudiantes. En ese momento, Gabriel y su equipo se encontraban enfrentando decisiones de cambio en su modelo de negocios, así como en el abastecimiento de sus materias primas, la búsqueda de inversionistas claves para crecer y la calidad de proveedores que utilizaría. El reto principal era orientar a la empresa en cuanto al rumbo operativo que debía tomar.

“Traer a emprendedores sociales jóvenes como Gabriel al aula para compartir su experiencia con los estudiantes, permite demostrar que las nuevas generaciones de empresarios están buscando generar no solo valor económico, sino también social y ambiental de manera simultánea. Esperamos que recuerden esta experiencia desde las posiciones que asuman al salir de INCAE, e inspirarlos a ejercer un liderazgo responsable” expresó la Prof. Andrea Prado, directora de la Cátedra Strachan.

“Hacer negocios con sostenibilidad, ya es rentable, el problema es cuando no se planifica desde un inicio incorporar una arista de sostenibilidad”, dijo Salazar al prepararse para la clase. Además, como aprendizaje de vida, expresó a los alumnos que “trabajen sus ideas, escojan las acciones más relevantes, y el trabajo duro e inteligente es lo que les va a permitir lograr sus objetivos.”

La metodología de “casos vivos” promueve una discusión en torno a un reto que haya enfrentado una empresa u organización. El objetivo es que los estudiantes puedan proponer soluciones para enfrentar dicho reto. Luego de escuchar las recomendaciones plateadas por el grupo, el protagonista del caso revela lo que se hizo, lo que efectivamente funcionó y lo que no. Esto permite crear un espacio de aprendizaje dinámico con ejemplos concretos y reales, así como recibir retroalimentación en tiempo real de las recomendaciones otorgadas.

La Cátedra Strachan fue fundada por el empresario, filántropo y ex Rector de INCAE, Harry W. Strachan. Es financiada por la Fundación Strachan y amigos de Bain Capital, con el objetivo de promover estrategias de inversión social. Periódicamente, la Cátedra organiza casos vivos con empresarios de la región que están generando impacto social y ambiental, para que puedan compartir con los estudiantes de INCAE sus experiencias y aprendizajes.