Noticia

Entrevista con Geanina Cobb: ¿Qué nos espera en el Mes del Incaísta?

08 de Julio 2022
Comunicación Institucional

En agosto, Mes del Incaísta, nuestra alma mater convoca a reunirnos de nuevo, a revivir la grata experiencia de la convivencia académica, del compañerismo a prueba del tiempo, de la fraternidad como coraza ante la pandemia y a recuperar el corazón de Incaísta que todos guardamos dentro. 

Pero esta vez el Mes del Incaísta viene acompañado de agradables sorpresas para la comunidad alumni de INCAE. Se trata de “Yo Soy Incaísta”, un extenso programa de apoyos profesionales, beneficios económicos, programas de lealtad y –sobre todo– un abrazo emocional. 

Del Mes del Incaísta y de la campaña Yo Soy Incaísta nos habla Geanina Cobb Villanea, Directora de Career Development & Alumni Experience.

¿Por qué hacer una campaña como “Yo soy Incaísta” en este momento, en el marco de una pandemia? 

Geanina Cobb Villanea (GC): Lanzamos la campaña “Yo soy Incaísta” porque queremos que nuestros egresados vuelvan a casa y recuerden lo que es ser Incaísta, la esencia de ser Incaísta, el corazón Incaísta, que es mucho más que tener un título colgado en la pared. Queremos que recuerden las noches de estudio, los profesores, el ambiente, la complicidad de los compañeros, todas aquellas cosas hermosas. Parte de esa pandemia la vivimos de manera virtual y nos extrañamos; por eso queremos que vuelvan a casa y que estén con nosotros.

Mencionaste una palabra clave de la campaña: “corazón”. En esta campaña, veremos un corazón latiendo que después se transforma en el hexágono de INCAE. ¿Cuál es la importancia de estos símbolos?

GCV: Sí, aparece un corazón porque cuando uno es Incaísta se lleva en el corazón. Es interesante porque yo no me gradué en INCAE pero sí nací prácticamente en el Campus de Nicaragua, y se crece con eso. Mi padre es Incaísta y cada vez que habla de INCAE, su orgullo de ser Incaísta le brota en las palabras. 
Ese sentimiento de ser Incaísta se lleva al mismo nivel de cuando uno se refiere a su patria. Por eso quisimos mostrar el orgullo de ser Incaísta que se trae en el corazón, porque INCAE transforma vidas y esa transformación se da a nivel de corazón. Con la campaña queremos recordarle a cada miembro qué lo hace Incaísta, y no es el título, es lo que se aprende ahí. Y lo veremos en la campaña: son momentos, sentimientos, verdades”.

¿Qué puede esperar la comunidad de “Yo soy Incaísta”? 

GCV: Les pedimos que estén atentos a la gama de beneficios que lanzaremos. El programa gira en torno a tres ejes. El primero es la empleabilidad. A partir de agosto, todo Incaísta que pierda su trabajo o quiera cambiar el actual –a lo largo de toda su vida profesional, no solo recién egresados– podrá regresar a su alma mater y tener el mismo paquete de empleabilidad que cuando egresó. Esto será un beneficio vitalicio, una ayuda al Incaísta desde el momento en que se queda sin trabajo hasta el que lo recupera. 

El segundo beneficio es el networking. Queremos que estén cerca de nosotros y de sus compañeros. Tendremos espacios virtuales donde se podrán reunir, pero también aumentaremos los viajes y la experiencia de clases en diferentes países. Para empezar, en agosto, Mes del Incaísta, habrá una serie de eventos internacionales donde podrán volver a las aulas y recordar cómo fue la experiencia con los profesores y con el grupo. 

El tercero es la capacitación. Estaremos en constante capacitación y actualización para ustedes. Por eso les digo a los Incaístas: “Quédense cerca; vuelvan a casa, porque podrán acceder a estos beneficios de manera simple, a través de la web, de su carnet digital o asistiendo a los eventos en cada país”. 

Como cereza del pastel, también habrá beneficios comerciales: será una especie de ‘club de lealtad’ porque no hay lealtad más grande que ser Incaísta.

¿Estos beneficios son para Incaístas de cualquier generación? 

GCV: Sí. El programa “Yo soy Incaísta” es para alumnos e Incaístas de Maestría, tanto de ejecutiva (ExEd) como full-time. Desde la primera generación, la MAE 1 hasta donde estamos actualmente. Así que entran los MAE, MBA, MAIT, todas las maestrías full time y ExEd que han existido, y todas las Maestrías que se están abriendo a nivel virtual. Es importante mencionar que solo los programas cortos no están considerados.

A la fecha, nuestra familia se extiende a 18.600 Incaístas en Latinoamérica y el mundo.

¿Cómo se accede a estos beneficios?

GCV: En la última semana de julio los Incaístas recibirán vía correo electrónico las instrucciones para obtener su carnet, con el cual podrán acceder tanto a los acuerdos comerciales como al website “Yo Soy Incaísta”. Queremos conocerlos, actualizar sus datos, saber dónde están trabajando y cómo los podemos localizar. También les enviaremos información de beneficios y acuerdos comerciales. Queremos volvemos sus mejores amigos y ofrecerles beneficios, capacitación, networking, empleabilidad…

¡Incaístas! ¡actualicen su correo electrónico con INCAE, para que los beneficios lleguen a sus manos de forma fácil y sencilla!

Finalmente, ¿nos podrías comentar sobre los eventos del Mes del Incaísta?

GCV: El Mes del Incaísta incluye un programa de conferencias en toda Latinoamérica, y la idea es volver a la presencialidad. Vamos a llevar profesores a diferentes países para que los Incaístas revivan la experiencia en las aulas; los invitaremos a hoteles y salones de reuniones con los profesores. Pero además habrá conferencias virtuales para quienes puedan conectarse de esta forma, porque la cámara no nos va a detener. 

Queremos ser enfáticos: esto es un programa de puro cariño. INCAE quiere darse a los Incaístas y decirles: “Estamos aquí para ustedes y hemos estado siempre”. La campaña es una vuelta a casa, y también un llamado a recordar cómo INCAE está en el corazón de todos.